etileno-21-corrupción-pemex-mexico Aquí nos tocó vivir
Foto: Odebrecht

4 puntos para entender qué es Etileno XXI, el caso de corrupción transexenal

Ahora que se filtró la denuncia de Emilio Lozoya y empieza el embarradero, acá te dejamos de qué va el caso de corrupción Etileno XXI.

Recientemente, gracias a una filtración que ya está investigando la Fiscalía General de la República (FGR), nos enteramos de las historias de corrupción más increíbles y todos los embarrados en la denuncia que presentó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Además de Agronitrogenados y los moches recibidos por varios personajes, Lozoya dedicó un capítulo de su denuncia de más de 60 páginas a Felipe Calderón, Etileno XXI y Odebrecht.

lozoya-odebrecht

Foto: Cuartoscuro y Getty Images.

Pero ¿qué es eso de Etileno XXI?

Etileno XXI es una planta ubicada en el municipio de Nanchital, en Veracruz, cuyos socios son Braskem (filial de Odebrecht en México) e IDESA, una empresa mexicana. Esta planta procesa etano para convertirlo en plásticos y se trata de la inversión más importante que hizo Braskem en México, según Lozoya.


En conjunto desarrollaron un complejo petroquímico, enfocado en la operación y producción de Etileno y Polietileno de Alta y Baja Densidad

etileno-21-corrupción-pemex-mexico

Foto: Odebrecht

Pero ¿por qué es uno de los casos de corrupción que trasciende sexenios y embarra a expresidentes y demás funcionarios? Acá te dejamos algunos puntos que tienes que saber para entender este complejo caso.

  • El contrato

El 19 de febrero de 2010, Pemex celebró un contrato , con Lozoya al frente, para el suministro de etano con Braskem y Grupo IDESA. El asunto es que Pemex se comprometió a vender a las dos empresas socias de Etileno XXI el equivalente a 66 millones de barriles diarios de etano con un descuentazo del 30% y por un periodo de 20 años.

De acuerdo con un comunicado, la sociedad Braskem IDESA explica que el contrato de suministro de etano fue parte del fundamento para atraer una inversión de más de 5 mil millones de dólares a México para que se pudiera “ayudar a expandir la industria petroquímica mexicana“.

Además afirman que todo fue garantizado mediante un proceso de licitación internacional realizado por Pemex con el apoyo internacional de Goldman Sachs en su representación y supervisado por el gobierno mexicano. Ahí está el asunto.

Emilio-lozoya-denuncia-anaya-salinas-de-gortari

Foto: Cuartoscuro.

Cuando el fiscal Alejandro Gertz Manero informó de la denuncia formal de Emilio Lozoya, explicó que a esta obra le dieron una “serie de privilegios de los insumos en los que el gobierno federal tuvo pérdidas graves“. Y, como pueden ver por la fecha en la que el contrato se firmó, corresponde al sexenio de Felipe Calderón.

Supuestamente en 2009, un año antes de la firma del contrato, se realizaron mesas de trabajo para hablar del tema en Los Pinos y participaron funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Energía, por lo que estaríamos hablando de personajes como Felipe Calderón, José Antonio Meade, etc.

Las condiciones de este contrato fueron renovados al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Alejandro-Gertz-manero-fgr-lozoya

Foto: FGR.

  • ¿Por qué Etileno XXI representó pérdidas para Pemex?

En redes sociales -benditas redes sociales- nos encontramos con la explicación simplificada de Adrián Calcáneo, fundador de la think tank ‘Council for North American Policy’ y científico de datos.

Pemex produce cierta cantidad de etano pero una buena parte, debido a que no hay en qué usarlo, se desperdicia o malvende todos los días. Por ello lo lógico sería invertir en una nueva planta que consuma y procese el etano que no se aprovecha pero como no hay dinero para invertir en esta nueva planta, tiene que buscar alguien que quiera invertir (Braskem-IDEAS).

Para asegurar la inversión, Pemex tiene que asegurar un suministro de etano a precio competitivo y como está sobre-produciendo etano, hasta le conviene venderlo por debajo del precio del mercado y con ese precio se firma un contrato por 20 años.

que-es-opep-mexico-nahle-petroleo-pemex-internacional-iran-que-pasa

Foto: Forbes

Esto funcionaría siempre y cuando se mantengan los niveles de producción para que tanto Pemex como el nuevo dueño de la planta, Etileno XXI, salgan contentos y con ganancias. El asunto es que cuando ya estaba a punto de inaugurarse la planta, la maquinaria comienza a fallar por falta de mantenimiento y la producción sufre. Es entonces cuando la sobreoferta de etano se desvanece y poco a poco Pemex deja de surtir sus plantas al 100%.

Ya con la producción de etano en picada y con las plantas operando con la mitad de etano de su capacidad, Pemex empieza a incumplir el compromiso que firmó con Etileno XXI por lo que tiene que empezar a traer etano de fuera que sigue sin ser suficiente.

El etileno no vendido por falta de etano es dinero perdido y ahora, Pemex con pérdidas, se queda del contrato con Etileno XXI y afirma que se tiene que cancelar.

El asunto es que para cancelar el contrato, Pemex tiene que indeminizar todos los gastos de la planta, con dinero que no tiene y que tampoco soluciona la escasez de etano. “Pemex no consideró que sin inversión, la abundancia de etano no es eterna“.

En el hilo, Adrián lo explica un poco más simple comparando la situación con un tortillero y su producción de tortillas.

Es por eso que para Pemex hay pérdidas por más de 3 mil millones de pesos por la diferencia entre haber importado el gas natural caro y luego vendérselo a Etileno barato por el contrato. Eso sin contar las penalizaciones por más de 2 mil millones por no poder venderle la cantidad de etano que Pemex se comprometió a surtir.

  • Nos hacemos de la vista gorda

En junio de 2018, Por México al Frente  presentó una denuncia penal contra José Antonio Meade y Enrique Peña Nieto por su presunta participación en el fraude transexenal Etileno XXI.

En esta denuncia se afirma que en abril de 2011, en la sesión ordinaria 827 del Consejo de Administración de Pemex, presidida por José Antonio Meade, secretario de Energía, se puso sobre la mesa la propuesta de suspender Etileno XXI hasta que se aprobaran las modificaciones al contrato de suministro, pero Meade ignoró la propuesta. Así consta en el acta de dicha sesión.

El argumento de esta propuesta fue que Pemex se vería afectado por este negocio privado ya que en el contrato Pemex declaraba que tenía reservas suficientes de etano para surtirle a Etileno XXI durante los 20 años del plazo original del contrato e incluso 15 años de prórroga, cosa que era falsa.

Como parte de la operación para blindar Etileno XXI, que duró al menos 10 años e involucró a dos administraciones, unos días antes de terminar el sexenio de Calderón, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto, con entrada en vigor el 1 de enero de 2015 ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto y antes de la entrada en operación de la planta, para incrementar el impuesto a la importación de polietileno.

Esto significaba que quienes quisieran importar polietileno la tendrían que pensar dos veces porque les saldría más caro y entonces convenía consumir el producido por Etileno XXI.

  • El plan sigue con EPN

Ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto y con Lozoya en Pemex, se firmó un contrato el 13 de diciembre de 2012 para la construcción de un etanoducto de 226 kilómetros para la conexión entre los centros procesadores de gas de Ciudad Pemex, Etileno XXI, Nuevo Pemex, Cactus y del Complejo Petroquímico Cangrejera a Etileno XXI.

Es decir, suministrar directamente el etano a la planta por medio de ductos.

Emilio-lozoya-pemex-moches-odebrecht-pri

Foto: Cuartoscuro.

El asunto es que la fecha original planteada para el inicio de operaciones de Etileno XXI era enero de 2015 y se tuvo que recorrer a febrero de 2016, meses por los cuales Pemex tuvo que pagar por los servicios no prestados de transporte de etano un total de 668 millones 986 mil 400 pesos. Así lo señala la Auditoría Superior de la Federación en la Cuenta Pública 2016.

Además, se reportaron pérdidas de casi dos mil millones de pesos por la venta de etano en Pemex ya que el costo de la producción de las ventas por 10 meses y los costos del servicio de transportación pagados por 12 meses resultan en un monto mayor al ingresado por las ventas. Es decir, pagaron más por producirlo y transportarlo que en lo que les pagaron por comprarlo en Etileno XXI.

Cuando José Antonio González Anaya era titular de Pemex, en 2017 después de Lozoya, el precio de la venta de etano aún estaba por debajo de los costos de producción y transporte. El negocio no era rentable y estaba generando enormes pérdidas. Anaya fue director de Pemex desde el inicio de operaciones de Etileno XXI.

Como podrán ver, así como en el caso de Agronitrogenados, el fraude implicó al menos dos sexenios, varios funcionarios y miles de millones de pesos defraudados en pérdidas directas para Pemex y si no han leído la denuncia de Lozoya en donde suelta toda la sopa y embarra a unos cuantos que ya prometieron demandarlo por daños morales, el asunto se resume más o menos en esto:

parodia-tuit-declaracion-lozoya

Foto: Twitter

Con información de Sin Embargo

Top Relacionadas
:)