Foto: Pixabay

Bancos reducirán hasta en 25% las mensualidades de sus créditos ante COVID-19

Debido a las afectaciones económicas del COVID-19, los bancos podrán reestructurar las deudas de sus clientes para disminuir los pagos.

Debido a que la pandemia por COVID-19 aún no ha terminado y miles de personas y empresas se vieron afectadas en sus ingresos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por medio de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunciaron nuevas medidas para proteger la economía de quienes lo requieran y que tengan créditos pendientes de pagar. 

El objetivo principal es aminorar los compromisos crediticios disminuyendo las mensualidades a pagar por medio de reducciones de tasas de interés o extendiendo los plazos originales del crédito.

Esto aplica para créditos al consumo, hipotecarios, a las empresas y otros más.

¿De qué va?

Tomen nota. Estas medidas buscan promover la reestructuración de los créditos para que los bancos ajusten los esquemas de pago a la realidad de los acreditados, sus familias y su economía actual ante la pandemia de COVID-19.

Para lo anterior, los bancos deben disminuir al menos en un 25% el pago que se venia realizando mes con mes a cuenta de un crédito.

deuda-crédito-bancos

Foto: Pixabay

Esto implica que el plazo que queda para el pago se amplíe hasta en un 50% del plazo original y se disminuya la tasa de interés, así como hacer quitas de capital, es decir, un acuerdo entre el deudor y los acreedores para renunciar al cobro de una parte de la deuda a cambio de asegurarse el cobro del resto.

¿Cómo se podrá hacer eso con los créditos?

Para incentivar que los bancos y otros intermediarios financieros reestructuren los créditos de los clientes que así lo pidan, la SCHP anunció 4 nuevas medidas como parte del plan:

  1. Computar un monto menor de reservas específicas cuando se pacte una reestructura con el cliente.
  2. Reconocimiento de las reservas específicas que se liberen por la reestructura de un crédito como reservas adicionales.
  3. Podrán reconocer un mayor capital regulatorio al considerar las reservas adicionales como parte del capital complementario.
  4. Reducir prudentemente los requerimientos de capital por riesgo de crédito.

En este mismo sentido, para permitir el otorgamiento de nuevos créditos, para el caso de los bancos se amplía la regulación que permite la apertura de cuentas y contratación créditos sin necesidad de que el cliente vaya a la sucursal para personas morales.

acuerdo-credito-bancos-deuda

Foto: Pexels

Además se extiende el uso del buffer de capital hasta el 31 de diciembre de 2021 y se amplían los requerimientos de liquidez hasta marzo de 2021 con lo que los bancos podrán reducir de manera transitoria sus bufares de liquidez por debajo del 100% de sus necesidades.

Bancos planean modificar créditos por impacto del coronavirus

Top Relacionadas