Preso mató a dos pedófilos que compartían su celda por considerarlos “unos monstruos”

Todo crimen causa un daño importante a la víctima, de acuerdo, pero por supuesto que hay algunos mucho más graves que otros. Y en una lista de los más terribles, la pedofilia ocupa sin duda un lugar muy alto (aunque por ahí hay un cura que dice que no es tan grave porque “no mata a nadie”). Y no solo para quienes nunca han cometido un delito, también para otros criminales que se encuentran en prisión. Ese fue el caso de Jonathan Watson, un preso que confesó haber matado a dos pedófilos por considerarlos unos monstruos.

Preso mató a dos pedófilos

Foto: California Department of Corrections and Rehabilitation

A través de una carta enviada al periódico The Mercury News en respuesta a una solicitud que éste le hizo para tener una entrevista, Watson confesó los asesinatos ocurridos el pasado 16 de enero en la Prisión Estatal de Corcoran, en California. En la carta, además, explicó sus motivos y las circunstancias que lo llevaron a quitarle la vida a los dos sujetos que pagaban una condena por el delito de pederastia.

Ahí te va la historia. Jonathan Watson se encuentra en la cárcel por un homicidio que cometió en 2009, según los registros de la mencionada prisión. Sin embargo, a principios de este año fue cambiado de celda porque le fue dada una clasificación de seguridad más baja y fue así como se encontró cono uno de los hombres, quien le comentó su gusto por la pornografía infantil y se ponía a ver las barras infantiles en la televisión de su celda, según relató.

Preso mató a dos pedófilos que compartían su celda porque son "unos monstruos"

Imagen ilustrativa: Pixabay

Jonathan no podía soportar la idea de compartir celda con un pedófilo y pidió a uno de los guardias que “de manera urgente”, lo cambiaran nuevamente o podría ser capaz de matar a su compañero. Narra que el guardia de seguridad se burló e ignoró por completo su solicitud. Unas dos horas después de eso, el preso tomó un bastón y asesinó a golpes a su compañero de celda. Camino a confesar su crimen, se encontró a otro preso a quien habían condenado por tráfico de menores. La ira de Watson se desencadenó contra éste también y, al igual que al primero, lo mató a golpes con el bastón.

Con la frase “Tengo malas noticias”, Watson confesó los asesinatos a otro guardia de seguridad. Los dos hombres asesinados fueron identificados como David Bobb, de 48 años, y Graham De Luis-Conti, de 62 años. “Estoy en una posición única donde a veces tengo acceso a estas personas y tengo muy poco que perder (…) Estas personas son la peor pesadilla de todos los padres (…) estas familias pasan años planeando de manera cuidadosa cómo darle a sus hijos todas las oportunidades que nunca tuvieron, y aparece un monstruo que cambia la trayectoria de ese niño para siempre”, escribió el preso en la carta.

Preso mató a dos pedófilos que compartían su celda porque son "unos monstruos"

Imagen ilustrativa: Getty images

Jonathan Watson aseguró que se declarará culpable si el caso llega a los tribunales y dijo también que volverá a hacer lo mismo si es puesto en la misma celda de un pedófilo otra vez.