Hoy en mundo enfermo y triste: Los koalas, esas adorables bolas de pelo, provenientes de Australia (lugar donde viven nuestras peores pesadillas), que se dedican la mayor parte del día a comer y dormir, mientras abrazan de manera dulce a un árbol, se encuentran en una muy mala situación que los podría llevar al borde de la extinción.

koala

Además de enfrentarse a la deforestación, los accidentes en las carreteras, el crecimiento de las ciudades y el ataque constante de los perros, estas adorables criaturas (que hacen berrinche como nadie), se encuentran en una dura batalla en contra de una epidemia clamidia.

koala clamidia

Esta enfermedad tiene efectos terribles para el koala (ceguera, infertilidad, infecciones del tracto urinario), cerca de la mitad de la población padece de este mal, según el reporte dado por David Wilson, experto en enfermedades infecciosas de Melbourne. Y no solo eso, ya que muchos koalas se encuentran afectados por un retrovirus similar al VIH, lo que solo empeora la situación.

Al igual que en los humanos, la clamidia puede ser tratada con antibióticos, pero los efectos secundarios son igualmente devastadores, ya que como sabemos la planta de eucalipto (que constituye el 100% de su dieta) es altamente tóxica, lo cual ha hecho que en los intestinos del koala se desarrollen varias bacterias capaces de digerir esta planta, las cuales son eliminadas por los antibióticos, dejando al koala incapaz de digerir las hojas de eucalipto.

koala tracto digestivo

Debido a que la ciencia aún no ha encontrado una solución, David Wilson, ha propuesto una medida la cual ha causado polémica en todo los círculos de preservación de fauna en el mundo:

“La población de koalas salvajes está en fuerte declive en Australia debido a la deforestación, los accidentes de tráfico, los ataques de perros y las muertes por la enfermedad de transmisión sexual Chlamydia spp. Los koalas gravemente enfermos que son capturados, se sacrifican por razones humanitarias, ya que los antibióticos no son eficaces. Paradójicamente, creemos que eutanasiar más koalas, podría ayudar a aumentar las cifra de población animal.”

koala3

A través de simulaciones, los científicos creen que en 7 años, este método podría significar la recuperación en las poblaciones de koalas. Así mismo se encuentran estudiando el genoma del koala, con la esperanza de entender mejor el funcionamiento de su sistema inmune.

Via: Gizmodo