Foto: Notimex

¿Pues no que “robó poquito”? Alcaldesa de San Blas acusa que Layín “se robó todo”

Luego de su ridícula, pero posible, intención de convertirse en gobernador de Nayarit, creímos que ya nada íbamos a saber del exalcalde de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, más conocido como Layín. Sin embargo, es la actual administradora de la localidad en la que el hombre que gusta enseñar el pelo en pecho nomás “robó poquito”, la encargada de traerlo de vuelta a la arena política. Aunque lo que ella quisiera traer de vuelta es todo el dinero que el canijo bigotón se llevó.

Así es. De acuerdo con la actual alcaldesa de San Blas, Candy Yescas (sí, así se llama), el buen “Layín” no fue certero con la frase que lo coloca en la inmortalidad. Durante su gestión no “robó poquito”… mejor dicho, “se lo llevó todo”, acusa la priista, al saber los números de la auditoría que se realiza en el municipio. Por ello, advierte doña Candy, una vez que se termine ésta (la auditoría), procederá legalmente contra Ramírez Villanueva.

“Estamos todavía tratando de destrabar las cuentas del municipio porque hasta el token se llevaron (…) hay desvío directamente de una cuenta del ayuntamiento a una cuenta de Hilario Ramírez Villanueva, son millones”, señaló la alcaldesa.

Cómo habrá dejado de pelonas las arcas que la actual administración encontró huecotes financieros a sólo dos semanas de haber recibido el mando municipal: ya hace falta para el pago de trabajadores y servicios, como la luz, agrega Yescas. “Ni siquiera encontré nada, ni siquiera tuvimos una entrega recepción (…) yo creo que es un municipio en quiebra, me dejaron sin pagar las quincenas, el día de ayer querían cortarme la luz, que implica dejar sin servicio de agua potable a los ciudadanos”.

Según Candy, Layín, el exalcalde pachanguero, evade responsabilidades con el argumento de que él salió de la administración desde antes, ya que compitió por la gubernatura del Estado… entonces, indirectamente le echa la culpa a quienes se quedaron encargados en el changarro. Sin embargo, la alcaldesa no quita el dedo del renglón y señala a Layín como responsable del desfalco. “Es lamentable que se escude de esa forma porque puso a un suplente que se prestó de forma lamentable a muchas cosas, igual que la síndico municipal, que actuaron por miedo; pero actualmente la ley establece que no te escapas por un año que no hayas estado como funcionario, es hasta por 7 años, por eso estamos pidiendo la auditoría de la anterior administración”.

Además de dinero y dignidad de San Blas (municipio que se aventó a colocarlo como alcalde no una, sino en dos ocasiones), Candy denuncia que la administración de “Layín” se llevó todos los vehículos oficiales y hasta la maquinaria del ayuntamiento… Ella supone que para intentar ocultar desaparecerla y que así no se tengan pruebas del delito.