La madre de Emilio Lozoya, ex director de Pemex, fue vinculada a proceso por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, tras una audiencia realizada en el Reclusorio Norte.

Gilda Austin llegó a México esta madrugada, procedente de Alemania, donde fue detenida el pasado 24 de julio por la Interpol. Su arribo a México se dio tras ser requerida por la Fiscalía General de la República (FGR).

 


De acuerdo con los primeros informes citados en Reforma, el principal argumento del Ministerio Público se centra en la apertura de una cuenta en 2009 donde habrían sido depositadas grandes cantidades de dinero que tendrían una relación directa con los presuntos sobornos del caso Odebrecht.

De 2010 a 2015, la mencionada cuenta habría recibido depósitos desproporcionados con relación a la actividad profesional de la madre de Emilio Lozoya, es decir, maestra particular.  De acuerdo con los argumentos de la acusación, el primero de los depósitos ocurrió en 2010, por una suma de 5 millones de pesos a nombre de Tochos Holding, la cual era administrada por TMF Services S.A. Se dice que el monto total recibido en esa cuenta, asciende a los 185 mil dólares.

 

La defensa de Gilda Austin solicitó el arraigo domiciliario, y ambas partes aceptaron dicha condición, pero aún se analiza si le será colocado un brazalete. Esta situación podría responder a la edad de la madre de Lozoya, pues la mujer tiene 71 años de edad.