Pues los funcionarios de Michoacán tendrán que andar a pata, todo sea para “acompletar” lo de la nómina del magisterio.

De acuerdo con Proceso, fue el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, el que se encargó de anunciar la venta de 31 bienes, entre los que se encuentran helicópteros y terrenitos. A ver de a cómo va a ser la puja, ya que se tiene pensado sacar del negocio alrededor de 650 millones de pesos. Todo directo para los pagos de los miembros del magisterio.

¿Y ahora en qué va a pasear a Belinda?

belinda

Foto: Especial

Aunque la medida parece drástica, pues habrá de ver qué tanto uso (y para qué) los funcionarios de Michoacán le daban a los cinco helicópteros y un avión que serán puestos en venta. Por otra parte, se prevé la venta de siete almacenes de granos y 12 inmuebles: no sólo terrenos, también casas y hasta el edificio que era sede del Cereso “Francisco J. Múgica”.

Para que vean que hay variedad, los interesados en la adquisición de bienes del gobierno michoacano podrán adquirir predios en los que se ubican reservas y parques industriales. Claro, algunos de las transacciones deberán ser aprobadas por el Congreso de Michoacán.

Ya que no queremos endeudarnos más”, señaló Aureoles Conejo, en referencia a que la última opción para solventar las responsabilidades del gobierno (una de ellas el pago al magisterio) será la de pedir un préstamo.

La CNTE mantiene bloqueos en tres puntos ferroviarios de Michoacán

Foto: Cuartoscuro

Respecto a la idea de que la venta de helicópteros llegue a afectar las tareas de seguridad, el gobernador indicó que… pues nada específico. Como buen político, le dio la vuelta al asunto, señalando que se buscará que los rubros de seguridad (y los traslados de funcionarios) no sean descuidados por no contar con las cinco aeronaves que serán rematadas.

Recordemos que hace unos meses el magisterio le metió un buen calambre al gobierno federal y estatal con el bloqueo de las vías férreas que pasan por la comunidad de Caltzontzin, en Uruapan, Michoacán. En ese entonces, el magisterio exigía el pago de bonos por más de mil 200 millones de pesos, así como el reconocimiento de compromisos tales como la entrega gratuita de uniformes y útiles escolares para niños más necesitados (cof, y también asuntitos relativos a la reforma educativa, cof).