El día de ayer no fue el más feliz para el panismo y es que salieron dos noticias que provocaron un gran escándalo, sobre todo en las redes sociales. Hablamos, por supuesto, de los ex diputados panistas cachondos que faltaron al respeto a una mujer en Brasil y de los jóvenes panistas amantes del Führer

.

Si algo esperábamos era el deslinde del PAN en ambos casos. Era lo menos que podíamos exigirle a una de las fuerzas políticas más importantes del país. Ninguno de estos hechos era tolerable y el PAN debía hablar públicamente de ambos.

Por un lado tenemos a Édgar López, secretario estatal de Acción Juvenil, quien señaló que si localiza a los jóvenes panistas ligados a organizaciones neonazis, serán expulsados.

Así que nuestros queridos morenazis ya no podrán alardear de que el PAN los quiere, porque su movimiento (Movimiento Nacionalista Mexicano del Trabajo) está vetado del panismo. Según López, atenta contra los principios fundamentales de su partido, entre los que destaca el “respeto a la dignidad de la persona humana” (sic).

Además, expuso que el PAN reprueba cualquier expresión que suponga discriminación (si es así ¿por qué no le jalaron las orejas igualmente al presidente de la Comisión del Senado de la Familia?).

También aseguró que el PAN tiene un compromiso con la democracia:

«en donde no hay cabida a la intolerancia política, social, económica o religiosa»

Para él:

«No se puede entender una sociedad moderna incluyente con este tipo de expresiones -neonazis- de un pasado que no se debe repetir, porque en el PAN no hay espacios para este tipo de corrientes o ideologías»

De igual manera expuso que, si bien los jóvenes pueden ser simpatizantes de cualquier pensamiento en el ámbito privado, en su organización juvenil no tiene cabida ese tipo de ideas y atacan las del propio partido.

Foto-34

¿Y los diputados mano larga?

Recordemos que ambos ex diputados panistas fueron detenidos con otros dos aficionados mexicanos en Brasil, por meterle mano a una mujer y golpear al esposo de esta. El caso de estos señores es internacional y es mucho más preocupante por tratarse de políticos reales con poder real (no quiere decir que no preocupe que la juventud mexicana empiece a simpatizar con ideas fascistas). Así que el propio presidente del partido, Gustavo Madero, fue quien habló del tema.

Madero señaló que su partido:

«no respalda este tipo de conductas individuales».

Agregó que estarán “atentos a su confirmación” (lo que quiera que eso signifique). Además, afirmó que su partido repudia ese tipo de comportamientos.

Queda ver qué pasará con cada uno de los actores de ambas historias (no vaya siendo que luego se nos olvidé y estén muy contentos postulándose otra vez a distintos cargos).

exdiputados panistas brasil@plumasatomicas

 

***Vía El Universal