Foto: Reuters.

Adiós al Pizol: suizos organizan funeral por el derretimiento del glaciar

En agosto pasado, ciudadanos de Islandia organizaron un funeral por la desaparición del glaciar Okjökull. Aunque esta historia pareciera única, lamentablemente los efectos del cambio climático nos muestra el riesgo que vivimos si no nos ponemos las pilas para detener la emisión de gases contaminantes. ¿Por qué? En Suiza, la población de Wangs organizó una “marcha fúnebre” por la desaparición o el derretimiento del Pizol.

Glaciar-el-Pizol-Suiza

Foto: Reuters

Ubicado al noreste de Suiza, el Pizol es una montaña que conforma una de las zonas de los Alpes. Sin embargo, debido al cambio climático y el calentamiento global, el Pizol comenzó a derretirse y dejó de ser un glaciar según la perspectiva científica.

glaciar-el-pizol-suiza-desaparición

Foto: Reuters.

La historia de su colpaso comenzó en 2006 —ya que desde ese año el Pizol perdió entre 80 y 90 por ciento de su extensión. De acuerdo con la red suiza de datos glaciológicos, el glaciar dependía del invierno y de la gran cantidad de nieve que caía.

Glaciar-el-Pizol-Suiza

Foto: Reuters

La marcha fúnebre por el glaciar

El desgaste del glaciar llegó a su clímax y el 22 de septiembre pasado, los suizos acudieron a este sitio —vestidos de luto— para despedirse del pequeño “casquete de hielo” que se formó a dos mil 700 metros de altitud.

Glaciar-el-pizol-Suiza-desaparición

Foto: Reuters.

A diferencia de los islandeses con Okjökull, los suizos no colocaron una placa conmemorativa en el sitio —aunque de acuerdo con los especialistas de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, los cambios serán irreversibles— y sólo se dieron cita para llevar a cabo una ceremonia para concientizar al resto del país por los efectos que ocasiona el cambio climático y el impacto de las actividades de los seres humanos en el medio ambiente, como la producción de petróleo y sus derivados.

La selva del Amazonas

Mientras esto sucede en Suiza, la preservación de la selva del Amazonas continúa como un tema pendiente. Y es que después de que el gobierno de Jair Bolsonaro intentara desmarcarse de la crisis en la Amazonia, algunos grupos científicos han alertado que los cambios en esta zona podrían ser irreversibles si se continúa con la política de deforestación.

De acuerdo con la AFP, la selva del Amazonas ya está en el proceso de convertirse en una sabana y de continuar la deforestación se perdería la Amazonia tal y como hoy la conocemos, según explicó Carlos Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad Federal de Sao Paulo.

Este lunes, la activista Greta Thunberg señaló a los empresarios y líderes mundiales de fallar y alertó que el “cambio viene, les guste o no”. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de no controlar la emisión de gases de efecto invernadero —provocadas por las actividades del ser humano.

**Foto de portada: Reuters.