No queremos sonar muy moralistas o vernos muy regañones, sin embargo, a veces deben de difundirse estas historias trágicas para que nos caiga el veinte de no usar el teléfono celular mientras conducimos.

Mucho se habla de los accidentes de tránsito en los que está inmiscuido el alcohol, y en cambio, les prestamos poca atención a los que están relacionados con distracciones por el uso de smartphones mientras manejamos.

Desgraciadamente por más consejos y comerciales que escuchemos sobre el tema, seguimos mandando mensajes, haciendo llamadas y publicando cosas en las redes sociales cuando estamos frente a un volante, pues total, sólo son unos segunditos y no va a pasar nada.

Quizá eso pensaba Courtney Ann Sanford, una mujer de 32 años que el pasado jueves por la mañana falleció en un accidente automovilístico en una autopista de Carolina del Norte, al impactar de frente contra un camión. Así quedó el auto:

acc_fac_.jpg

El conductor del camión sobrevivió.

Durante las investigaciones, la policía de High Point fue alertada por amigos y familiares de Courtney sobre un mensaje de Facebook que ella posteó desde su teléfono momentos antes del accidente:

tuit_preacc

Más tarde se supo que la diferencia entre el mensaje y el accidente había sido de sólo unos segundos:

“El texto de Facebook ocurrió a las 8:33. Recibimos la llamada del accidente a las 8:34”, anunció Chris Weisner, teniente de la Policía local, quien también señaló que esa misma mañana Courtney se había estado tomando selfies mientras conducía.

“Por triste que sea, es un triste recordatorio para todo el mundo … sólo debemos prestar atención al volante mientras estamos en el auto”, enfatizó Weisner.

Es triste iniciar la semana con notas así, pero más triste sería si las dejamos pasar sin aprender de ellas.

*** Vía Opposingviews