El PRD aprovechó que no hay notas a estas alturas de diciembre para ocupar un inmerecido lugar en los medios mexicanos… y ahora que los voltearon a ver, pues no aportaron mucho a la conversación. La dirigencia del partido del sol azteca le pidió a AMLO que jugara a la diplomacia del ojo por ojo y ahora sea México quien expulse a los diplomáticos bolivianos de nuestro país.

Esto en respuesta a la controvertida movida del gobierno de facto de Bolivia: declarar a la embajadora mexicana como persona non grata y darle 72 horas para que abandone el país sudamericano.

“Nuestro país tendría que responder de manera recíproca con el representante boliviano en México”, dijo el famosísimo dirigente del PRD, Ángel Ávila, en una conferencia de prensa retomada por Reforma. 

Lo que sí es que, luego luego, el líder del PRD dio un extraño giro de postura política (como su partido) para decir que invitaba a las dos naciones a mejorar el diálogo. “Que haya un diálogo permanente entre las naciones que viven relaciones internacionales complicadas, como es el caso de Bolivia y México, y construir una política exterior inteligente y proactiva”, mencionó.

Aunque suene vengativa esta propuesta (que sí) seguiría el ejemplo de lo que en estos mismos días hizo España.

Jeanine-Añez-bolivia-embajadora-de-méxico

Foto: @JeanineAnez

Junto con la embajadora de México, el gobierno de Jeanine Áñez expulsó también a la Encargada de Negocios y al Cónsul de la embajada de España. A todos los declararon personas non gratas para Bolivia.

Sin embargo, los ibéricos no se quedaron de brazos cruzados ni apostaron por el diálogo: de acuerdo con El País, expulsaron a tres diplomáticos de Bolivia que estaban en la embajada andina en Madrid. Específicamente, expulsaron al encargado de negocios, al agregado militar y al policial.

¿Creen que le hagan caso a la petición del PRD?