Foto: Getty Images

Cuáles son y para qué sirven los diferentes tipos de pruebas para detectar COVID-19

Pruebas, pruebas y más pruebas. Es una de las principales recomendaciones que ha dado desde el inicio de la pandemia por coronavirus la Organización Mundial de la Salud y una de las medidas que han dado mayor éxito en la lucha contra el COVID-19 en países como Alemania o Corea del Sur.

Desgraciadamente, como sabemos, en México las autoridades sanitarias han decidido no realizar pruebas de COVID-19 salvo a aquellas personas que cumplan con un criterio de selección que contempla presentar al menos dos de los síntomas relacionados con la enfermedad producida por el virus Sars Cov 2.

Sin embargo, la realidad y es muy diferente a la que ve el Subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, por lo que ante el inicio de un desconfinamiento como el que se está viviendo desde hace varios días en diversas partes del país, es importante saber cuáles son los diferentes tipos de pruebas de COVID-19 que se pueden realizar en diversos laboratorios y sobre todo las ventajas, desventajas y diferencias entre cada tipo de pruebas que existen en el mercado.

Prueba de de Diagnóstico o PCR

Prueba PCR Covid -19

Foto: Getty Images

Como su nombre lo dice, las pruebas de diagnóstico o PCR son las pruebas que nos ayudan a identificar si existe alguna infección activa por coronavirus dentro de nuestro organismo. También son conocidas como Pruebas PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimersa) y se trata de un tipo de pruebas diagnóstico que se han utilizado desde la década de los ochenta para detectar enfermedades infecciosas, pues permite identificar fragmentos del material genético de algún patógeno o microorganismo.

El procedimiento para esta prueba consiste en extraer muestras de saliva y mucosa del paciente para determinar la presencia del virus.

Habitualmente los resultados de este tipo de pruebas suelen tardar, pues la muestra se somete a temperaturas extremas y cambios químicos para romper las moléculas en proteínas y ácidos nucleicos que componen el virus y así poder identificarlo.

Con bolitas y palitos: ¿Cuál es el proceso de hacer una vacuna y en qué etapa estamos contra el COVID?

Prueba de Anticuerpos o Serológicas

Foto: Getty Images

Las pruebas serológicas o de anticuerpos son uno de los tipos de pruebas más accesibles en el mercado, pero también son el tipo de pruebas que mayor confusión pueden provocar.

A diferencia de las PCR, las pruebas de anticuerpos o serológicas se toman mediante una muestra de sangre, en la que se buscan los anticuerpos IgG o IgM identificados como las primeras respuestas de nuestro organismo ante una amenaza como un virus específico.

El problema con estas pruebas es que los anticuerpos pueden tardar varios días o incluso semanas para desarrollarse después de tener una infección, por lo que las pruebas Serológicas o de Anticuerpos NO DEBEN USARSE PARA DIAGNOSTICAR UNA INFECCIÓN ACTIVA DE CORONAVIRUS.

Otro punto importante a destacar es que hasta el momento no hay evidencia científica de que la presencia de anticuerpos se traduzca a una inmunidad al COVID-19 para el futuro.

Estas pruebas pueden ser útiles para detectar si alguna persona estuvo expuesta al virus a pesar de no presentar ningún tipo de síntoma, además de ayudar a encontrar a candidatos que puedan donar plasma para pacientes críticos por COVID-19.

Muchas de estas pruebas son conocidas también como “pruebas rápidas” debido a que pueden arrojar resultados en cuestión de minutos, sin embargo, los resultados pueden no ser tan exactos como se quisiera.

Según ha informado COFEPRIS existen ya 12 tipos de pruebas serológicas aprobadas para aplicarse en nuestro país, aunque es importante recordar que el contar con anticuerpos IgG no excluye la posibilidad de volver a contagiarse por COVID-19.

“La presencia de anticuerpos tipo IgG sugiere que el sujeto ha sido expuesto a el virus y ha desarrollado una respuesta inmune, típicamente esto ocurre al menos dos semanas después de la exposición y expresión clínica de la enfermedad. No determina en forma categórica que ya no se tiene riesgo de contraer la enfermedad, pero sugiere que es de menor riesgo que quien no tiene anticuerpos”.

Pruebas Rápidas

Foto: Getty Images

No son tan efectivas, pero las pruebas rápidas tienen el objetivo de rastrear al mayor número de casos positivos. Este tipo de prueba se recoge mediante una muestra de sangre para detectar si se ha producido algún tipo de anticuerpos frente al virus. Un método similar al de las pruebas serológicas, pero con una sensibilidad muy inferior a las PCR e incluso a las pruebas de anticuerpos, por lo que la mayoría de organismos de salud como la OMS han desaconsejado su uso.

Al día de hoy, la Secretaria de Salud ha confirmado 390 mil casos positivos por coronavirus, los cuáles han provocado la muerte de 43,680 personas.

Aquí te compartimos una tabla publicada por la FDA sobre los diferentes tipo de Pruebas COVID-19 aunque la principal recomendación SIEMPRE será que consultes a un médico tan pronto presentes algún tipo de síntoma.

Tipos de Pruebas COVID

Foto: FDA