Un día estás bien Agustín en tu casa, escuela u oficina, y de pronto te enteras de que equis festival de música va a traer a tu artista favorito. Entonces, con los ahorros que tienes (o la tarjeta de crédito, la tanda, la quincena, etc.), te compras una entrada a ese evento, con la esperanza de que puedas escuchar a tus bandas favoritas en un par de meses más.

Foto: Cuartoscuro

Finalmente llega el día y te lanzas –solo o con tus cuates– al festival que te promete una experiencia inolvidable. Todo bien hasta ahora, sin embargo, con el paso del día te das cuenta de que la organización no es la que esperabas y que están sucediendo varias cosas que crean rumores sobre una posible cancelación del festival o de cierta banda que estabas esperando.

Al final, tu peor pesadilla se hace realidad y de pronto te tiran la bomba: ya sea por el clima u otras cuestiones, el evento se tiene que cancelar, tanto por tu seguridad como la de los demás asistentes, lo que significa que ya no podrás ver a esa banda a la que tanto ansiabas escuchar en vivo.

¿Y luego? ¿Significa que mi dinero ya se fue a la basura?

Antes de que comiences a quemar cosas o a hacer destrozos, mejor lee esta útil información que seguramente podría servirte de algo.

Primero que nada, debes saber que como consumidor estás respaldado ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Es decir, una vez que compras tu entrada obtienes los derechos del consumidor, mismos que la promotora del evento debe respetar, cumpliendo lo estipulado por el servicio por el que desembolsaste un buen dinero.

FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Pero sabemos que las cosas pasan y de pronto los conciertos se tienen que cancelar/suspender. Entonces ahí tienes de dos sopas:

En caso de que un concierto se posponga, las entradas que compraste deberán ser válidas para la nueva fecha. Para eso es necesario que te pongas en contacto con la empresa encargada del show para que te orienten sobre cómo puedes hacer el cambio de fecha de tu ticket, o te aclaren que ese mismo boleto te funciona. Igual si prefieres hacerlo, puedes pedir tu reembolso.

Si de plano una banda que querías ver cancela un día antes o el festival en el que estás se suspende por razones de seguridad (de las cuales fueron responsables los encargados del show), entonces la promotora tendrá la obligación de devolverte el dinero que pagaste por el boleto, el cual te darán presentando tu entrada o ticket de pago en alguna taquilla del recinto.

Al iniciar el proceso de reembolso, la empresa encargada del show también tendrá que pagarte una bonificación del 20% del total de lo que pagaste (ojo, porque acá no entran los cargos por servicio, sólo el valor único de tu boleto).

Ya fui con los promotores pero no me hacen el reembolso. ¿Qué hago ahora?

Si te topaste con el gandallismo hecho persona y nomás te traen a las vueltas o se rehúsan a darte tu dinero, entonces puedes marcar por teléfono a la Profeco (5568 8722), en donde detallarás lo sucedido –en este caso, que pagaste por un servicio que no se te brindó–, y te darán un número de registro, con el cual podrás realizar una denuncia directa ante alguna sucursal de la Profeco que te quede más cerca.

FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM

O bien, puedes hacerla directamente en la Profeco y evitarte el rollo de la llamada. Ahora sí que tienes dos opciones y puedes escoger la que se te haga más cómoda. Eso sí, deberás llevar los siguientes documentos para que te puedan ayudar con tu caso: 

  • Nombre y domicilio completo del consumidor.
  • Descripción del servicio que no se te brindó y una carta relatando todo lo que sucedió.
  • Nombre y domicilio del proveedor que aparece en el contrato, comprobante o recibo.
  • Formato de recepción de queja (que puedes obtener dando click acá)

Denuncia masiva ante la Profeco y otras alternativas que puedes utilizar 

Si la promotora no les da respuesta a ti y a varias personas, esto dentro del límite del tiempo que acordaron para realizar el reembolso, entonces pueden interponer una demanda colectiva ante el Ministerio Público por el delito de fraude. Eso sí, un representante del grupo de consumidores deberá asistir a cuatro audiencias del proceso de conciliación.

Si por tu parte, prefieres reclamar a la empresa por daños y perjuicios, y de esa manera obtener una compensación adicional, podrás hacerlo sólo ante un abogado particular o de oficio. Aunque hay que adelantarte que es un proceso más complicado y difícil.

Foto: especial

Antes de ir ante la Profeco, considera estos puntos importantes

  • Revisa los términos y condiciones que la empresa tiene en caso de modificaciones o cancelaciones de eventos.

  • Comunícate con atención a clientes, quizá ahí te den una respuesta.
  • Si compraste tus boletos en el venue donde se iba a realizar el show, entonces acude a la taquilla con tus tickets para poder recibir tu reembolso. En caso de que los hayas comprado con tarjeta de crédito, debería ir el titular contigo.

FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM

  • Y hablando de tarjetas, si la compra la realizaste con tarjeta de crédito o débito en internet o por teléfono, se te devolverá el dinero automáticamente a tu tarjeta de crédito o débito utilizada para la compra, dinero que verás en tu cuenta en máximo 36 horas luego de que te hayan confirmado el reembolso.

Con información de: Gobierno de México y Revista Expansión