FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Secretario de Cultura-CDMX defiende polémico nombramiento: no fue líder de vagoneros, cumple con perfil

Pese a las críticas por la designación del supuesto exlíder de vagoneros del Metro, Jesús Galindo, como nuevo director del Instituto de la Defensa de los Derechos Culturales de la CDMX, el titular de la Cultura capitalina, Alfonso Suárez del Real, no removerá al susodicho. Estas son sus razones.

De acuerdo con Suárez del Real, el director cultural de la discordia ni siquiera se desempeñó como líder de “vagoneros” del Metro, como se ha acusado… bueno, sí tuvo sus “queveres” con los patentadores del clásico  “sí mire, le vengo ofreciendo…”, pero nomás como “mediador, en el sentido aséptico del término como se utiliza en derechos humanos, entre autoridades y otros vendedores de comercio en aras de buscar una conciliación que permitiera garantizar los derechos básicos y el cumplimiento de deberes básicos”, señaló para El Universal.

En defensa de la decisión de colocar al vagonero al frente del Instituto de la Defensa de Derechos Culturales de la CDMX, Suárez señaló que éste cumple con el perfil que requiere su cargo: pese a que no se ha titulado de la carrera de Ciencias de la comunicación, cuenta con el perfil académico que requiere el puesto y, además, tiene historial como promotor de la lectura.

Recordemos que el Instituto de la Defensa de los Derechos Culturales es un organismo que tiene como objetivo la construcción de políticas públicas y jurídicas para proteger los derechos de los pueblos originarios, así como la defensa de su patrimonio cultural. Además, se encarga de promover las artes y la cultura en tierras capitalinas.

Respecto a los señalamientos de “¡cómo es posible que se la haya dado ese cargo a un vagonero!”, Suárez del Real señaló que, efectivamente, Jesús Galindo anduvo ofreciendo mp3 con los más fergón de la cumbia en los vagones del Metro… ¿y?… es una persona que le sabe a los asuntos culturales y, entonces, su único “delito” sería el haber sido – junto con su familia – orillado a  dedicarse a una práctica poco respetada y muy criticada por los capitalinos. “Es un hombre culto a pesar de que la vida a él y a su familia los ha orillado, en esta precarización del empleo, a buscarse la subsistencia por vías como las que les señalan. Pero de eso a que sea un líder, eso es falso”.

Por todo lo anterior, el titular de la Secretaría de Cultura de la CDMX aseguró que no piensa remover a Jesús Galindo de su cargo… bueno, ya si se lo piden las altas autoridades, sería otra cosa. Mientras eso no suceda, ve  al susodicho como un ejemplo a seguir: con una historia de superación personal que incluso podría resultar factor para su desempeño en el Instituto de la Defensa de los derechos Culturales, al ser un funcionario que “viene desde abajo” y “ha sabido enfrentar la vida de manera asertiva (…) cuando ha tenido la oportunidad de integrarse a un trabajo común y corriente lo ha hecho y lo ha hecho bien”, agregó Suárez del Real.

Así el asunto… por lo menos en esta ocasión, el mero encargado del changarro fue el que salió a dar las explicaciones necesarias y no ocurrió como en los casos del Conacyt, donde se mandaron comunicados que chocaban información y que nomás no justificaban las criticadas designaciones, las cuales (a final de cuentas) fueron tumbadas.