Este lunes y después de la monumental derrota en el Parlamento británico, la Primera Ministra de Reino Unido, Theresa May, presentó el plan B con el protocolo de salida de su país de la Unión Europea.

Recordemos que después de haber superado la moción de censura presentada por la oposición, la funcionaria pidió a los líderes de todos los partidos a que se reunieran con ella para platicar constructivamente, situación que recordó hoy ante la Cámara de los Comunes.

Es importante mencionar que esta propuesta será nuevamente votada el próximo 29 de enero, pero ¿de qué va su nuevo plan? 

Para empezar es importante mencionar que el calendario del Brexit prevé la salida “oficial” de Reino Unido para el próximo 29 de marzo y la idea es tener un plan de acción antes de que eso suceda. Una de las ideas que la Primera Ministra rechazó contundentemente —de nuevo— es la realización de un segundo referéndum. 

Explicó que cualquier intención de retrasar el Brexit sólo aumenta las posibilidades de que no haya un Brexit, por lo que una segunda “consulta popular” sería una “subversión de la democracia y dañaría la cohesión social” de ese país.

Este artículo, en vigor desde diciembre de 2009, hablar del procedimiento que se debe seguir para que un Estado miembro de la Unión Europea decida voluntariamente abandonar la Unión Europea. Establece que la Unión tendrá que negociar con el Estado que busca retirarse, se planea la salida tomando en cuenta las relaciones futuras y se establece un periodo de dos años para alcanzar un pacto, para lo que puede haber una prórroga si existe la unanimidad de pedirla.

Además, May anunció que el gobierno va a eliminar la tasa de 65 libras —que son 75 euros— para los comunitarios que quieran solicitar el estados de “asentado” con el objetivo que quedarse en Reino Unido después del Brexit.

Aunado a esto, la Primer Ministra explicó que va a seguir trabajando con la Unión Europea para encontrar una solución que elimine dos de las más grandes preocupaciones de los ciudadanos que votaron por el Brexit: que el país se quede para siempre atrapado en la burbuja de la Unión y el riesgo que existe para la unidad del país que exista un tratamiento especial para Irlanda del Norte.

En este sentido la propuesta es que se vuelva a negociar con Bruselas sobre la frontera irlandesa con el fin de eliminar la “salvaguarda o garantía”, misma que permitiría evitar una frontera física en las dos Irlandas.

#ULTIMAHORA Theresa May volverá a negociar con Bruselas sobre la frontera irlandesa #AFP pic.twitter.com/o21ZORsjL5


Leer: Después de la tremenda derrota, ¿qué pasará con Theresa May y su Brexit? 

Leer: Parlamente británico rechaza monumentalmente el proyecto de Brexit de Theresa May 

Leer: ¡Por poquito! Theresa May sobrevivió a la moción de censura en el Parlamento británico