Uno de los momentos más recordados de aquel Mundial de Brasil 2014, sin duda fue cuando Luis Suárez le plantó tremenda mordida a Giorgio Chiellini en el duelo entre Uruguay e Italia, donde 5 años después, el ‘charrúa’ reveló que sufrió un ‘trato inhumano’ luego de ello ya que la gente lo veía mal por esa acción y aunque es obvio lo que hizo, le afectó en gran medida.

Luis Suárez habló para Fox Sports y en declaraciones rescatadas por el diario ‘El Comercio’, fue como el ‘Charrúa’ confesó que ese momento quedará por siempre marcado en su vida, pues las personas lo trataron muy mal luego de ello y con justa razón. Él quiso mantenerse en negación pero al no poder con tanto, prefirió tomar atención psicológica.

Al principio mi mujer me preguntaba qué había pasado y le decía ‘no, choqué con él’, no aceptando la realidad y eso fue un gran error. Fue mucho peor eso. Por eso traté con psicólogos y me ayudó mucho para aceptar los errores y crecer”, mencionó Luis Suárez.

Más allá de su pensamiento, el trato con su familia e incluso en lo deportivo se volvió complicado, pues comentó que su esposa e hijos salieron afectados de aquella mordida ante Chiellini y que una vez fichó con el Barcelona, incluso no tuvo presentación, lo que habla de lo ‘inhumano’, según sus palabras, que fueron con él.

Luis Suárez recibió ‘trato inhumano’ luego de morder a Chiellini en 2014

Foto: Sports_Lima

Sufrí mucho, la pasé muy mal, por mi mujer, mis hijos y mis compañeros. Fue inhumano como se me trató. Fiché por el Barcelona y ni siquiera tuve una presentación”, mencionó el ‘9’ de los Culés.

Para finalizar, narra una breve historia de cómo se conmovió ante su hija, ya que sufrió en sus inicios con el Barcelona pero de igual forma está agradecido con ellos, pues lo rescataron de un momento duro que no creía que iba a superar tan pronto.

Luis Suárez recibió ‘trato inhumano’ luego de morder a Chiellini en 2014

Foto: RamirioRoas

“Cuando estaba por volver y entrenaba, mi hija me veía con una ropa diferente y me preguntaba ‘por qué me vestía así’ y le decía ‘no dejan entrar a papá, porque se equivocó’. Sentí que se me iba la carrera. Lloré un día entero cuando me fichó el Barcelona; siempre estaré agradecido”, sentenció el uruguayo.

La mordida de Luis Suárez a Chiellini se dio un 24 de junio del año 2014, en el Mundial de Brasil. Escena que quedará marcada por siempre en nuestra mente y en la antología del futbol mundial pues tal y como lo dijo Suárez, es algo que no se puede olvidar.

http://instagram.com/sopitasdeportes