Rafael Nadal estableció un capítulo más en su amplia leyenda, después de conquistar el US Open por cuarta ocasión en su carrera, tras un reñido encuentro ante el incómodo ruso Daniil Medvédev, quien obligó a jugar cinco sets  (5-7, 3-6, 7-5, 6-4 y 4-6) y casi cinco horas en la cancha, que significa la final más larga de la historia de este torneo.

El español ya cuenta con 19 títulos Grand Slam en su vitrina y se coloca a sólo uno de alcanzar los 20 del suizo Roger Federer. De esta forma, el ibérico cierra el año de los grandes con dos coronas: US Open y Roland Garros.

Getty Images

Daniil Medvédev fue un finalista no esperado Nueva York, tomando en cuenta a monstruos como Novak Djokovic y Roger Federer, sin embargo el serbio se quedó en Octavos y el suizo en Cuartos.

Sin embargo, el ruso fue un hueso duro de roer para Nadal, sobre todo en el tercer set, en el que repartieron los puntos hasta que rompió 7-5 a su favor y obligó al cuarto set, en el que comenzó a reflejarse el cansancio, sobre todo en Medvédev, quien disputó su primera final grande.

 

El ruso llegó a esta parte del juego con una gran carga de juegos, y sin embargo le siguió dando lata a Nadal a tal grado de apuntarse el cuarto set y empatar el juego y para el quinto la cosa se descontroló, ya que el ruso reclamó el tiempo que tardaba el español para reanudar el juego, lo que también contribuyó a que el juego superara las cuatro horas. Conforme pasó el tiempo, Nadal tuvo mayor presión, pues el ruso se adaptó mejor al cansancio y el público comenzó a inclinarse con el ruso.

Pelota que Nadal mandaba al otro lado de la cancha, era pelota que le hacía regresar el ruso hasta que la experiencia y temple del español se impuso a la juventud de Medvédev, quien de pronto se vio abajo 5-2, lo que abrió de nueva cuenta las puertas del título a Rafa, pero el español volvió a complicarse y el 5-2 se convirtió en 5-4, sólo para darle un mayor toque de drama al mejor juego del año y que al final se quedó en poder de Nadal.

http://instagram.com/sopitasdeportes