Stephen Eustáquio cruzó el océano Atlántico para quedarse definitivamente en el continente americano, luego de fichar con Cruz Azul, con el que sólo pudo disputar 25 minutos este torneo, luego de romperse el ligamento cruzado anterior en el partido contra Xolos.

El lusitano se encuentra en la fase de recuperación, la cual podría tardar hasta ocho meses, y mientras se cumple el plazo para volver a los terrenos de juego, el jugador fue confirmado como futuro jugador de la Selección de Canadá.

Eustáquio nació en Ontario, Canadá, de donde es originario su padre. Desarrolló su vida futbolística en Portugal, el país del cual es originaria su madre, por lo que cuenta con ambas nacionalidades.

Por esta razón, al mediocampista le han dado seguimiento desde la Federación Canadiense de Futbol y desde hace un año han tratado de convencerlo de jugar para Canadá, pese a que ya disputó partidos con la Sub 21 de Portugal y finalmente el medio de contención dio su brazo a torcer.

El jugador fue convencido gracias al proyecto del futbol canadiense, en el que Eustáquio formaría parte primordial. La intención es formar una selección histórica de cara al Mundial del 2026, el cual será organizado en conjunto por México, Estados Unidos y Canadá.

Para ese instante, el jugador de Cruz Azul tendría casi 30 años, por lo que estaría aún en forma para disputar la Copa del Mundo. “Contar con un mediocampista defensivo con sus cualidades, que juega para uno de los clubes top en México, Cruz Azul, es emocionante”, dijo John Herdman, técnico de la Selección de Canadá.

Mexsport

De esta manera, el refuerzo de La Máquina podría ser rival de la Selección Mexicana en unos cuantos meses, una vez que se recupere de su lesión, en las eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022.

“El país entero se emocionará de ver a este joven que manda un gran mensaje, que pudo ser llamado para Portugal en algún momento, pero está emocionado por la misión de cambiar este país para siempre”, dijo el timonel.

https://instagram.com/sopitasdeportes