El sábado 8 de junio, Chris Pratt se casó con Katherine Schwarzenegger, hija del Terminator. El actor y la hija de Arnold Schwarzenegger se conocieron durante el verano de 2018, y a menos de un año de relación, decidieron casarse en una ceremonia privada en Montecito, California. De acuerdo con algunos medios, los invitados fueron familiares y amigos cercanos de la pareja. Al parecer, no hubo muchos famosos, sólo Rob Lowe, conocido amigo de Pratt y quien con pasó sus últimos días antes de casarse con Katherine. A la boda fue Jack, el hijo de 6 años que tuvo con Anna Faris.

Pratt y su ahora esposa, compartieron una foto en sus redes sociales con un mensaje en el que se lee: “¡Ayer fue el mejor día de nuestras vidas! Nos convertimos en esposo y esposa frente a Dios, nuestras familias y seres queridos. Fue algo muy íntimo y emocional. Nos sentimos muy bendecidos de iniciar este capítulo en nuestras vidas. Estamos muy agradecidos con nuestras familias y amigos, quienes nos apoyaron, así como con el señor Giorgio Armani, quien creó el mejor vestido para Katherine y el traje perfecto para mi. Esta mañana nos sentimos bendecidos”.

 

Las felicitaciones a la publicación de Pratt no se hicieron esperar. Algunos de sus colegas como Zoe Saldana, Karen Gillan, Gwyneth Paltrow, Bryce Dallas Howard y James Gunn (director de la saga de Guardianes de la Galaxia), lo felicitaron con buenos deseos para la pareja. También lo felicitaron Jason Momoa, John Krasinski, Zachary Levi, Elizabeth Banks y muchos más.  

Chris Prattzenegger, como se le ha nombrado en redes, también provocó reacciones contrarias, recordando su matrimonio de casi 10 años con Faris. Sin embargo, y a pesar de la rapidez de su relación y matrimonio con Katherine Schwarzenegger, la separación entre los actores se dio en un acuerdo mutuo. Y de hecho, fue Anna Faris la primera en tener una relación después de anunciar su separación.

Anna Faris y Chris Pratt en el 21 de april 21 de 2017 / Getty Images

Las cosas se dieron así, para recapitular. Hace dos años, el 21 de abril de 2017, Chris Pratt recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Para la ceremonia, la tradición es invitar a colegas y familiares. A Chris Pratt lo acompañaron su hijo y esposa. Todo fue amor y risas para unos meses después, en agosto, anunciar su separación y posterior divorcio en diciembre de ese mismo año.

Los actores reconocieron que llevaban un tiempo mal como pareja y que intentaron salvar su matrimonio, pero no lo lograron. Otros tantos meses después de la noticia (la cual fue muy sad), Pratt anunció su relación con Katherine Schwarzenegger, hija del Terminator, y su posterior compromiso.

Imagen del compromiso entre Pratt y Katherine.

A mediados de enero de 2019, Pratt le dio el anillo e internet reaccionó de forma “negativa” al recordar que Anna Faris estuvo con él cuando era “gordo” y no tan famoso. Pratt se convirtió en una estrella mundial cuando fue fichado para dar vida a Star Lord en Guardianes de la Galaxia en 2014 dentro del universo cinematográfico de Marvel. La fama llegó junto a muchas propuestas de filmes taquilleros como Jurassic World.

Y así, con su nueva relación y compromiso, Chris Pratt comenzó a perfilarse dentro de un nuevo sistema de vida basado en la Hillsong Church (la cual niega cualquier tipo de comunidad LGBT+) y el Daniel Fast, un ayuno severo que sirve para acercarse a Dios. Las dudas de sus seguidores surgieron con algunas de sus nuevas actividades como el pastoreo y la diferencia de edad entre Pratt y Katherine, que es de 10 años (nada grave si consideramos que están en Hollywood).

Demos la bienvenida a Chris Prattzenegger y superemos de una vez por todas su matrimonio con Anna Faris (sí, ya no importa que se vieran bien juntos y haya estado con él cuando tenía sobrepeso).