La ranas de Gurdon, los primeros animales clonados antes que la oveja Dolly

Keith Campbell e Ian Wilmut lideraron una revolución en el mundo de la ciencia cuando presentaron al mundo a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado, en 1997. Junto con este hito, también abrieron un debate a nivel social sobre la capacidad del hombre de desafiar las reglas reproductivas de la naturaleza por encima de las violaciones a los estatutos religiosos.

La oveja Dolly

Dolly, nacida el 5 de julio de 1996, se convirtió en la imagen de los avances tecnológicos y en un símbolo de progreso. Dolly nació de una célula glandular mamaria (célula adulta) de una oveja que ya había muerto. Es decir, de una célula dela ubre de una hembra que fue unida con un óvulo con el que inseminaron a otra ovejita. No fue un proceso normal en el que intervienen los elementos conocidos de reproducción como el óvulo y el espermatozoide. Dolly fue el primer animal grande en ser clonado, pero no el primero en la historia de la humanidad.

La oveja Dolly con uno de sus ‘creadores’. Foto: Vía El Mundo Today

En 1962, Sir John Gurdon, conocido como el padrino de la clonación, extrajo una célula del intestino de una rana para inyectarla en otra y obtener ranas adultas. Y así, poco más de 30 años antes que la oveja Dolly, habían llegado al mundo los primeros animales clonados que dieron paso a la oveja y una serie de experimentos en vacas, perros y más. Entonces, si ya habían realizado con éxito una clonación, ¿por qué fue la oveja Dolly la que causó más impacto en la sociedad y permanece en nuestra memoria?

Las circunstancias alrededor de Dolly fueron las correctas, pero sobre todo fue el tiempo. En 1962, apenas la sociedad se liberaba del tormento de la Segunda Guerra Mundial, un conflicto cargado de discursos de odio, pero sobre todo, de ideologías extremas sobre la humanidad y la superioridad de ciertas razas. Hitler comenzó a realizar su sueño con base en la muerte de millones de personas y la experimentación social y científica en humanos.

¿Por qué, a menos de 20 años del fin, habrían de querer conversar sobre el tema? La década de los 60, si bien fue liberadora en muchos aspectos humanos como la sexualidad y el rol de género, también representó una época de opresión política donde llegó a su punto más alto la Guerra Fría con la carrera espacial.

La oveja Dolly / Getty Images

Sin embargo, los 90 fueron totalmente distintos. En 1997, las generaciones más jóvenes tenían muchas preguntas, pero pocas respuestas con la inminente llegada de un nuevo milenio desconocido e inestable. Pero lo más trascendente de todo, fue el internet, el cual ya comenzaba a perfilarse como la forma que revolucionaría la comunicación y la manera en que nos informamos. Íntimamente relacionado con la ciencia, el internet y la evolución de los medios, permitió a las sociedades saber más de cualquier tema y lo relacionado. Y así, en una época caótica que pedía algo más, llegó la oveja Dolly o un milagro de la ciencia.

El secuestro de Dolly… o el intento

En 1998, activistas en contra de las prácticas de clonación, intentaron secuestrar a la oveja Dolly, pero no lo lograron. La razón, por más estúpida que parezca, se debe a que no la pudieron distinguir de entre las demás en el rebaño. Esta historia, graciosa, tan sólo da a entender que el éxito de Dolly se dio en cada aspecto de su clonación, brindando al mismo tiempo una posibilidad para los humanos: Si ahora pudieron clonar con éxito a una oveja, ¿cuándo podrán hacerlo con un humano?

Cinco puerquitos clonados: Noel, Angel, Star, Joy y Mary en 2002. / Getty Images

Por eso recordamos a Dolly, porque llegó en un momento en que la gente estaba más dispuesta a comprender que la ciencia también se podía desafiar, no sólo la religión. Dolly murió un 14 de febrero de 2003 a los seis años y medio, tan sólo seis meses más que la oveja que le dio vida, o mejor dicho, la que aportó la célula que permitió a los científicos llevar a cabo sus pruebas con éxito. Las causas de su muerte no se relacionan con su estado de oveja clonada, sino por una enfermedad progresiva en el pulmón que suele afectar a los mamíferos de esta especie.