Las personas que tienen hijos, dicen que un padre siempre estará dispuesto a hacer lo que sea, con tal de ver a sus querubines felices; tal es el caso de Roger Fraser, padre de alguna despistada adolescente de Tennessee fan de One Direction, y quién aceptó ayudarla a ganar entradas VIP para uno de los conciertos del grupo en los Estados Unidos, en un concurso organizado por una estación de radio de Indiana, la 99.5 WZPL que convocaba a los padres de familia a disfrazarse como los integrantes de One Direction.

Cuando la hija de Fraser se enteró del concurso, le pidió a su padre participar y Fraser en vez de educar musicalmente a su hija, decidió entrar a la promoción; pero no crean que solamente se iba a disfrazar de Harry Styles, sino que en un intento por demostrar que realmente merecía ganar el concurso, decidió hacerse un tatuaje permanente de One Direction.

One-Direction-Tatoo-Fail-2

One-Direction-Tatoo-Fail-1

Para su desgracia, Fraser nunca se percató de que el concurso estaba restringido únicamente a residentes de Indiana, por lo que realmente nunca tuvo posibilidades de participar en el concurso, aunque eso si, suponemos que automáticamente ganaría en el certamen del Padre más torpe del año.

One-Direction-Tatoo-Fail-3