Ya lo decía el gran Vicente Fernández “Vale más un buen amor que mil costales de oro” y más allá de una simple canción nuestro querido Chente nos dio una excelente lección de vida. Sino chequen la historia de Jane Park, una joven millonaria de 23 años proveniente de Edimburgo que tiene dinero para aventar por los aires, pero que en los terrenos del corazón está más salada que el mar, pues lleva más de un año buscando pareja y aunque está dispuesta a pagarle más de millón y medio de pesos al año, nomás’ no encuentra a su media naranja. 

Resulta que la simpática Jane (por allá de 2013) se ganó lo lotería. Si bien ese fue un gran golpe de suerte a su bolsillo, no lo fue para su corazón, ya que comenzó a darse cuenta de que todos los hombres que se le acercaban sólo lo hacían por su dinero. Fue entonces que Park decidió en 2018 lanzar una convocatoria y ofrecerle millón y medio de pesos a quien quisiera andar con ella. Eso sí, siempre y cuando llenara sus expectativas y prometiera que el dinero que le pagaran lo usaría para consentirla. ¡Bien viva la muchacha!

Aunque muchos podremos pensar cosas como “Chin, era mi oportunidad” la realidad parece que nuestra querida Jane es medio exigente, pues hasta la fecha no logra encontrar alguien que cumpla con los requisitos. Es más, tanta es su mala suerte que hace poco esta mujer reveló que ya lleva un año sin tener relaciones sexuales y mencionó a modo de broma (o al menos a nosotros sí nos dio risa) que ha salido a correr en chanclas para recordar cómo suena tener sexo con otra persona.

Si bien el amor no le ha sonreído a Jane Park, esto a pesar de que le ha invertido un buen dinero en cirugías estéticas, parece que todo el panorama amoroso pronto va a cambiar, pues según información del Daily Mail, el próximo año un canal de televisión lanzará un reallity show en donde transmitirán el proceso de esta joven millonaria para encontrar al hombre de sus sueños, el cual bien pudo haber sido uno de nosotros. Ay 🙁

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Shanghai drop them

Una publicación compartida de Jane Park (@janeparkx) el