La manipulación de productos en el supermercado ha comenzado a ser un problema grave en Estados Unidos. No sólo para las personas que compran los artículos, también para las marcas o centros comerciales que se ven involucrados en ese tipo de escándalos, ya que han perdido clientes por la falta de confianza y seguridad que han creado las personas que se dedican a meterle mano a los objetos en venta.

En los últimos meses hemos conocido por ejemplo, el caso de la chica que se puso a lamer un bote de helado que después dejó en el mismo congelador, o también la joven con copas de más que entró al super y orinó sobre unas papas que estaban en exhibición. Ahora, agregando un punto más a la lista, presentamos el caso de una señorita que perdió el cabello a causa de algún bromista que alteró su acondicionador con crema para depilar. 

Foto: Especial

Medios locales informaron que el pasado 23 de julio una chica llamada Ashley Rose Robinson, de New Richmond, Wisconsin, compró un acondicionador -de una reconocida marca de cuidado para el cabello con el que según notarás la diferencia- en una nueva tienda de la cadena WalMart que se instaló en la zona.

Cuando llegó a casa, Ashley usó el producto como de costumbre. Sin embargo, afirma que al aplicarlo comenzó a percibir un olor extraño en su cabeza, y al momento de enjuagarse el producto sus manos comenzaron a llenarse de pelo, esto porque a la joven de 21 años se le comenzaron a caer mechones muy grandes. Al final no tuvo otro remedio que raparse completamente.

Foto: Especial

La chica y su familia acudieron a la sucursal donde había adquirido el producto para que se hiciera una investigación, ya que afirmaban que el acondicionador había sido alterado por alguien con crema para depilar y que nadie puso haber sido ya que Ashley vive sola en su departamento, por lo que lo más lógico es que el artículo fue modificado en la tienda por algún chistosito.

La tienda revisó los videos de seguridad e informó que no habían encontrado evidencia de que alguien hubiera metido mano en el producto, aunque afirmó que seguirán indagando más en esta situación, ya que este tipo de casos se los toman muy en serio. Por otro lado, la compañía creadora del acondicionador no ha declarado nada al respecto.

¿Será que en un futuro uno ya no podrá comprar las cosas del super en paz y con toda tranquilidad? Chale 😢