Mientras Tanto
Foto: Especial

Como cuando pides pollo frito a domicilio y te mandan… ¡¿una toalla?!

Una mujer hizo un pedido de pollo frito a domicilio para cenar con su familia, y a cambio recibió una toalla verde empanizada y frita.

Parece chiste (y uno de mal gusto), pero es anécdota… Pedir comida a domicilio puede ser un arma de doble filo ya que si bien ésta es deliciosa, el hecho de que uno no prepare los alimentos (y no esté seguro de si los que los realizan tienen la higiene necesaria) a veces nos hacen tener dudas e inseguridades al momento de consumirlos. 

No vamos a negar que el miedo aumenta cuando conocemos casos de personas que encuentran objetos que no deberían estar en sus pedidos de comida y sí, el de hoy no es la excepción, pues se trata de la inusual situación que una mujer vivió después de recibir una toalla frita y empanizada en un pedido de pollo frito. WTF?!

Como cuando pides pollo frito a domicilio y te mandan... ¡¿una toalla?!

Foto: Pexels

Una mujer y su familia pidieron pollo frito para cenar

Hace unos días Alique Pérez y su familia hicieron un pedido de pollo frito al restaurante Jollibee, ubicado en la ciudad de Taguig, en Filipinas, con la intención de tener una cena agradable en familia. La cosa obviamente resultó todo lo contrario, ya que la mujer encontró una toalla empanizada y frita que sustituían algunas piezas de producto.


De acuerdo con el relato que la mujer hizo en su perfil de Facebook, se dio cuenta de lo que ocurría gracias a que se le dificultó mucho cortar una supuesta pieza de pollo. Al tomarla con las manos y dar la mordida se dio cuenta de que en realidad se trataba de una toalla color verde que había sido frita como una pieza de pollo crujiente.

Como cuando pides pollo frito a domicilio y te mandan... ¡¿una toalla?!

Foto: Especial

“Esto es realmente perturbador. ¿Cómo demonios puedes meter la toalla en la masa e incluso freírla?”, mencionó la mujer en el posteo donde adjuntó una fotografía en la que se puede ver la toalla que venía en su orden de comida, la cual le costó alrededor de 200 pesos mexicanos (y eso es varios litros de leche, como diría Lolita Cortés).

El restaurante investigará lo ocurrido y cerrará la sucursal en cuestión por unos días

Luego de que la denuncia de la mujer se hiciera viral y despertara muchas reacciones al respecto, el restaurante Jollibee lanzó un comunicado en donde indicó lo preocupante que era el caso de la toalla, y lamentó que “se hayan producido ‘desviaciones’ en los procedimientos de preparación de los alimentos de Jollibee por parte del personal de la tienda”.

El restaurante indicó que la sucursal de la que salió la toalla estará cerrada durante varios días, y externaron a las autoridades su apoyo en cualquier investigación que se realice en cuanto a los protocolos de calidad e higiene que la empresa maneja en sus órdenes de comida, así como indagar cómo una toalla llegó hasta la orden de la clienta. ¡Iugh!

Como cuando pides pollo frito a domicilio y te mandan... ¡¿una toalla?!

Foto: Pexels

Top Relacionadas
:)