Captura de pantalla

Este bebé fue captado cuando escapaba de su cama para dormir junto a su perro

La relación entre humanos y perros es incomparable. Miles de historias nos recuerdan día con día que una amistad como esa es capaz de todo, sin importar que alguno de los dos esté en sus primeros años de vida. ¿Lo dudas? Bueno, te hace falta conocer a Finn, un bebé que demostró que él y su perro no pueden mantenerse mucho tiempo separados, ni siquiera cuando es hora de ir a dormir.

Finn Knudston es un bebé de apenas dos años, pero a su corta edad, él refleja muy bien el amor entre nuestra especie y los lomitos. Resulta que este bebé fue captado en plena madrugada escapando de su cama (al mero estilo de misión imposible) para ir a dormir junto a su fiel perro guardián Brutus, un hermoso boxer de dos años.

El tierno momento quedó registrado gracias a que, como hacen muchos padres hoy en día, Paige Knudtson (la madre de Finn) colocó una cámara de vigilancia para monitorear a su bebé a la distancia. En el video se aprecia cuando Finn despierta, se da cuenta de que su amigo Brutus no está a su lado y decide actuar.

Este bebé fue captado mientras escapaba de su cama para dormir junto a su perro

Captura de pantalla

Finn toma su mantita, baja de su pequeña cama y se dirige hasta donde su fiel perro duerme plácidamente para acurrucarse junto a él. El bebé se toma varios minutos para acomodarse encima de Brutus hasta encontrar la mejor posición para dormir, sin que el perro muestre alguna señal de incomodidad. De hecho, según contó la mamá, esta situación ya se hizo recurrente y comenzó desde que bebé y perro se conocieron.

Este bebé fue captado mientras escapaba de su cama para dormir junto a su perro

Captura de pantalla

Brutus duerme junto al bebé desde que nació

La relación entre el Finn y Brutus comenzó desde el primer día que el bebé llegó a casa. Paige contó a The Dodo que cuando estaba embarazada le detectaron un problema cardíaco al menor, y tuvo que recibir varias cirugías. Finn tardó siete semanas en conocer su casa después de nacer, pero Brutus (quien fue adoptado por Paige mientras estaba embarazada) recibió al pequeño como si supera que necesitaba un mayor cuidado de su parte.

Este bebé fue captado mientras escapaba de su cama para dormir junto a su perro

Captura de pantalla

“Una vez que llegamos a casa, fue como si Brutus supiera que Finn necesitaba un poco más de vigilancia, y ha estado a su lado desde entonces. Los dos se adoran y pasan cada momento juntos: viendo televisión, jugando afuera, comiendo y durmiendo la siesta. Brutus a menudo se acurruca donde sea que Finn esté sentado y lo sigue de habitación en habitación en nuestra casa”, declaró Paige.

La madre de Finn también relató que desde que el bebé dormía en una cuna, su perro no se separaba de su lado por las noches. Contó que incluso llegó a rasgar la puerta de su habitación para que lo dejaran entrar a dormir junto al bebé. Luego, cuando Finn comenzó a dormir en una cama más grande para bebés, comenzó a ocurrir que el pequeño se escapaba de su cama para acurrucarse con su perro.

Finn duerme con Brutus toda la noche, todas las noches. Ya sea en la cama del perro, en la cama de Finn o el piso, los dos siempre quieren dormir juntos, relató Paige. Concluimos esta historia con la misma frase con la que inició porque quienes tenemos un lomito en casa lo sabemos muy bien: ¡la relación entre humanos y perros es incomparable!

Mueran de ternura: Niño le pone cubrebocas a su perro para ir a la tiendita y se vuelve viral