En su gestión, el entonces jefe de Gobierno CDMX, Miguel Ángel Mancera, presentó el famoso silbato para que las capitalinas alertaran sobre las agresiones en su contra. Un par de años después —porque el problema del acoso sexual no es sólo de México— Japón buscó una manera para enfrentar esta situación —”los arrimones”— y el Departamento de la Policía de Tokio halló una medida para proteger a las usuarias del transporte público mediante una aplicación para teléfonos celulares. ¿Cómo?

Desde su presentación —a inicios de febrero de 2019— esta aplicación llamada Digi Police ha sido descargada más de 237 mil veces, lo que ha sido considerado como una cifra “inusualmente elevada”, de acuerdo con Keiko Toyamine, responsable del Departamento de la Policía de Tokio, y ha cobrado una gran popularidad entre las ciudadanas. ¿La razón?

Digi-police-acoso-japón

Didi Police, aplicación en contra de los “arrimones” y acoso sexual en Japón. Foto: Nikkei

La alerta contra el acoso

Sabemos que cada país tiene sus costumbres y una situación como el acoso puede ser abordada desde distintas maneras. De acuerdo con AFP, en el contexto japonés, se supone que está mal visto que los usuarios hablen en el Metro —además, generalmente estos suelen estar ocupados en sus teléfonos celulares—; entonces los beneficios de esta app es su funcionamiento: mediante un mensaje vocal —a todo volumen— o visual —con un “SOS” en la pantalla—, las usuarias alertan a otros pasajeros sobre los “arrimones”, aún permaneciendo en silencio.

Digi Police también utiliza el recurso de los mensajes auditivos y visuales tipo “hay un agresor. ¡Ayúdame!”. ¿Qué tal? Por lo pronto, esta aplicación se ha vuelto bastante solicitada entre las ciudadanas de Tokio. Y según Toyamine, la app se ha vuelto “popular” pues cada mes se registran diez mil seguidoras.

digi-police-aplicación-japón-acoso

Foto: Getty Images

Un problema en aumento 

Aunque se trata de otro país, de otro continente, la situación del acoso sexual en el transporte público de Japón es un tanto similar a lo que se vive en CDMX. ¿Por qué? En 2017, se registraron 900 casos de acoso en el Metro de Tokio. Sin embargo, las autoridades han advertido que se trata de un registro superficial porque el problema es mayor.


(“La aplicación para teléfonos inteligentes ‘Digi Police’, desarrollada por el Departamento de Policía Metropolitana de Tokio, está ganando popularidad”: Nikkei)

Y para erradicar los casos, las autoridades de Tokio han dividido los trenes en las horas pico: vagones para mujeres y vagones para hombres. Además, han instalado cámaras en las estaciones donde se han registrado más agresiones. Sin embargo, hay quienes piensan que el origen del problema es la ideología sexista de Japón, pues en esta nación aún está arraigada la idea de que los hombres son superiores a las mujeres y, por lo tanto, los abusos están a la orden del día.

En fin, estas han sido las medidas del gobierno de Tokio, un tanto al estilo los silbatos de Mancera —que provocaron críticas entre los ciudadanos, pues con los silbatos no se resolvía el problema de las agresiones en contra de las mujeres y no se había preparado un plan de acción social para erradicar el acoso sexual y las violaciones.

**Foto de portada: Getty Images.