Tienes que saber

¡Pum! Alemania le pone un alto a Facebook y prohíbe recuperar datos de usuarios sin su aprobación

En Alemania le pusieron límites a Facebook en el rollo de la recopilación y utilización de los datos de sus usuarios. ¿De qué va el tema? Mediante la Oficina Federal Antimonopolio, el gobierno alemán puso el tope a la empresa de Mark Zuckerberg para que tome datos de los usuarios —sin el consentimiento de estos— en plataformas como Instagram, WhatsApp y algunos portales de internet.

¿La razón? Esta actividad viola las normas de competencia, lo que significa un revés importante para el gigante de Facebook, ya que de acuerdo con la Oficina Federal Antimonopolio, la recolección de datos es un abuso de posición dominante.

La respuesta de Facebook

Como era de esperarse, la compañía no está de acuerdo con la resolución de la Oficina Federal alemana y ya anunció que apelará la decisión —ya que cuenta con un mes para defender su posición ante un tribunal de Düsseldorf  y bloquear la decisión de la Oficina Federal—.

Según los muchachos de Facebook, los usuarios tienen el derecho de “beneficiarse” de los servicios que la compañía brinda.

Y ya de pasó, Facebook aplicó la clásica “si me castigan a mí, que castiguen a los demás” y señaló que en este país europeo las autoridades también se deben vigilar las acciones de YouTuBe, Snapchat y Twitter.

Sin embargo, sabemos que las investigaciones alemanas no suelen dejar ningún cabo suelto, por lo que Facebook enfrenta un escenario nada favorable, pese a la mención de las otras redes sociales.

Las razones de la Oficina Federal Antimonopolio

Los usuarios no son conscientes a menudo del flujo de datos y no pueden evitarlo si quieren seguir utilizando los servicios (de Facebook)”, ha explicado la ministra de Justicia de Alemania, Katarina Barley, quien con esta declaración confrontó la postura de la compañía, que ha argumentado que como usuario —haiga sido como haiga sido— uno es consciente de las responsabilidades que implica abrir una cuenta esta red social.

Lo cual es una verdad a medias. Por lo pronto, esta resolución —que surgió después de una investigación que comenzó en marzo de 2016, mucho antes del escándalo de Cambridge Analytica— pone el acento en NO dejar el campo abierto al abuso de poder.

“En el futuro Facebook no podrá obligar a sus usuarios a aceptar la recolección prácticamente ilimitada de datos que no procedan de Facebook y asignarlos al perfil de los usuarios“, indicó Andreas Mundt, abogado y presidente de la Oficina Federal Antimonopolio, quien de paso explicó que la empresa ha mejorado su posición en el mercado gracias a la base de datos única para cada usuario.

¿Qué tal? En Alemania sí que se han puesto a chambear, después de que Zuckerberg compareciera en Estados Unidos y el Parlamento Europeo, tras el escándalo de Cambridge Analytica y las elecciones presidenciales de 2016.

**Foto de portada: Reuters.

Comenta con tu cuenta de Facebook