No importa lo que diga EPN y gente que le ayudó a “administrar” al país durante estos años: dejan al país deshecho… en todas las áreas que se les ocurra. Como es el caso de la violencia contra periodistas: ahora la víctima fue el locutor Gabriel Soriano.

DE acuerdo con Aristegui Noticias, Gabriel Soriano fue ejecutado alrededor de las 20:50 horas de ayer, miércoles 25 de octubre. Al menos a esa hora el número de emergencia 911 recibió el llamado de emergencia, luego de que se detectaron disparos con arma de fuego.

El encargado de confirmar el asesinato del locutor en Radio y Televisión de Guerrero fue el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia. “Inmediatamente, la Policía del Estado acudió a la glorieta de la colonia Puerto Marqués y observó el cuerpo de un hombre con un disparo en el pecho e implementó un operativo para localizar y asegurar a los agresores”, señala el comunicado emitido por el vocero por medio de Facebook.

Según las primeras investigaciones, en el lugar en el que a Soriano le arrebataron la vida se encontró una camioneta color blanco, así como dos casquillos calibre 9mm, los cuales habrían sido de los proyectiles que hirieron al periodista, ya que el vehículo presentaba mismo número de impactos de arma de fuego de lado del conductor.

Al saberse esta información Radio y Televisión Guerrero envió un mensaje en su cuenta Twitter en el que expresan su dolor por la pérdida de Gabriel Soriano. “Conocido por ser ingeniero, locutor y representante de la cultura hip-hop en el Estado, y quien de forma digna cumplió con su labor”.

Muerte del periodista Gabriel Soriano

Imagen: Radio y Televisión de Guerrero

Según reporta El Universal, Soriano fue asesinado luego de transmitir el informe regional del gobernador, Héctor Astudillo. La camioneta en la que fue asesinado era de Radio y Televisión de Guerrero. Los impactos de bala lo dejaron malherido al momento, pero minutos después falleció.

Irónicamente, minutos antes de ser asesinado, la zona en la que ocurrieron los hechos era fuertemente vigilada por la policía, debido al informe regional de Astudillo… pero como ya había terminado el evento, ésta desapareció… y como ya es tradición, en todos los casos como éste, la policía no consiguió detener a los responsables.

Coincidentemente con el asesinato de Gabriel Soriano, el colectivo Reporteros en Guardia realizó el memorial “Matar a nadie”, el cual junta 174 casos de periodistas asesinados y desaparecidos en México. “Los estados con mayor número de casos con la actual Administración son cuatro: Veracruz con 14 casos, Oaxaca con 12, Tamaulipas 5 registrados; Guerrero con 5, y Sinaloa con 4: ellos y ellas son la evidencia de que se puede asesinar a un periodista y no pasa nada”, explicó Patricia Mayorga, periodista originaria de Chihuahua, pero que fue exiliada por seguridad, luego del asesinato de Miroslava Breach.