El Instituto Federal de Telecomunicaciones multó a Televisa por 53 millones 838 mil pesos por haber incumplido una serie de condiciones que le impuso la, ahora extinta, Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para adquirir la cablera TVI.

Así es, la Televisora más poderosa del país fue multada gracias a un litigio iniciado el 15 de agosto. De hecho, la Unidad de Competencia Económica (UCE) del regulador

podría disolver la compra autorizada por el anterior regulador.

El documento reza:

«En caso de no dar cumplimiento a la condición establecida en el inciso D del resolutivo tercero de la resolución en un plazo no mayor a 30 días naturales, el IFT tendrá por no cumplidas las condiciones y dejará sin efectos la autorización de la concentración»

La razón por la que multaron a la televisora es que se el órgano regulador establecía que como condición para no afectar la competencia en telecomunicaciones, Televisa no podía tener miembros del consejo de administración en otras empresas de televisión o audio restringidos.

Según Reforma, La empresa incumplió debido a que, antes de realizar otra concentración con Iusacell autorizada en 2012 por la antigua CFC, tuvo ejecutivos en esa compañía.

Muchos especialistas han aplaudido la decisión, el problema será que se le dé continuidad y se vea su cumplimiento.

Televisa tiene en su poder cuatro empresas de televisión por cable: TVI, Cablemas, cablevision y Cablecom.

Por otro lado, hay que recordar que el IFT decidió, por unanimidad, que en lo general, no se cometieron prácticas monopólicas relativas al mercado de publicidad en televisión y en la venta de contenidos por parte de Grupo Televisa (GTV).

Telmex y Dish (MVS) aseguraron que Televisa se había negado a venderle espacios de publicidad, además de que le había dado condiciones distintas a sus filiales para venderle contenido de televisión abierta, entre otras prácticas que usaba para desplazarlos del mercado.

Pero el IFT dijo entonces que no había encontrado que Televisa y GTV no habían realizado prácticas con el objetivo o el efecto de desplazar indebidamente a otros agentes económicos del mercado de la TV restringida (suponemos que una resolución así nos deja parados como un mercado competitivo a nivel internacional, ¿no?).

 

***Vía Reforma, La Jornada