Ya nomás faltó que le dijeran a Maru Campos: “sí, órale, si no va a ayudar, lléguele”… ya que, como se puede ver, a algunas las mujeres no les importa tener que limpiar lo que otras pintan para ver sí así hacen pinc#$%*s caso las autoridades.

Una cuadrilla de limpieza conformada por mujeres se dio cita en el palacio de Gobierno de Chihuahua para borrar las pintas que todavía quedaban visibles tras las protestas realizadas en el marco del Día Internacional de la Mujer. Al grupo se unió la gobernadora de la entidad, Maru Campos, quien creyó que, dada la situación en que se encontraban, la chaviza iba a tener la misma opinión que ella respecto a las protestas feministas… pronto se dio cuenta que no.

Maru Campos gobernadora Chihuahua
Foto: Facebook / MaruCamposG

¿Qué sientes tú, que eres mujer, de las protestas, que son muy legítimas que hagan esas protestas, pero luego que te toca a ti limpiar?”, cuestionó la gober, seguramente creyendo que la joven le iba a decir “no, pues están mal… me gustaría estar como usted sin hacer nada… digo, protestando de una forma distinta”. Sin embargo, la chava le dio una respuesta digna de aplausos de pie:

“Pues cuando mataron a Marisela Escobedo acá, fue pacíficamente [la protesta] y no hicieron nada”, replicó la joven a la gobernadora.

De acuerdo a medios locales, el diálogo de Maru Campos con la cuadrilla de limpieza duró aproximadamente 10 minutos, mismos que la gobernadora de Chihuahua ocupó para señalar que, según como lo ve, podrían darse manifestaciones feministas sin necesidad de dañar inmuebles.

Ooooooo… quizás lo que quiso decir es que da lo mismo: con o sin violencia en las protestas, las autoridades no van a hacer nada para disminuir la violencia hacia las mujeres. Así que si da lo mismo, pues mejor hacer protestas en las que no se maltraten los inmuebles públicos y privados.

De acuerdo con Animal Político, Chihuahua fue la séptima entidad con más feminicidios en el país durante 2021 (44). Las ciudades que más casos reportaron fueron Ciudad Juárez (16), la capital del estado (11). Ahora que si nos vamos a nivel municipal, los dos mencionados son los que tienen más casos en todo el país.

Captura de pantalla de ‘Las tres muertes de Marisela Escobedo’. / Foto: Netflix

El caso de Marisela Escobedo (restregado por la joven a la gobernadora) es uno de los que “mejor” ejemplifican la violencia hacia las mujeres en México (y la injusticia): ella fue asesinada a quemarropa afuera del Palacio de Gobierno de Chihuahua.

Marisela Escobedo exigía justicia por el crimen de su hija de 16 años, Rubí Frayre, quien fue asesinada y calcinada en 2008 por su pareja sentimental, Sergio Rafael Barraza. Pese a que fue detenido y él mismo aceptó su culpa, fue dejado en libertad.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook