Luego de ver el cuerpo del tigre blanco y luego de analizar la información proporcionada por las autoridades de Querétaro, como que algo no le cuadra a la PROFEPA, por lo que ya metió la denuncia correspondiente.

De acuerdo con el comunicado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la denuncia sólo es para deslindar responsabilidades por los hechos ocurridos el 20 de marzo y, primero, ver por qué el tigre anduvo deambulando por las calles de Huimilpan, Querétaro y, segundo, que se aclare si las autoridades actuaron conforme a protocolos… o nomás vieron fiera y procedieron a darle muerte.

tigre blanco queretaro 1
Foto: @PROFEPA_Mx

El tigre blanco en cuestión era un bello ejemplar, macho, de cerca de 10 años y 250 kilos. Según las imágenes que le hicieron llegar a la PROFEPA, luego de la muerte del felino, éste presentaba sus garras desgastadas y, más importante, presencia de sangre en su piel, a pesar de tener un “estado general de carnes bueno”.

Según  diversos medios, la muerte del tigre fue más bien asesinato. Al encontrarlo deambulando, elementos de la policía municipal de Huimilpan dispararon directamente sobre él, esto sin esperar a la llegada de elementos especializados. De acuerdo con El Informador, los policías habrían disparado porque, al verse acorralado, el tigre blanco se puso nervioso y los atacó.

Inicialmente, las autoridades sólo informaron que el felino “había sido neutralizado”. En comunicado de Protección Civil, se indicó que el tigre representaba un riesgo para la ciudadanía… así que se actuó para salvaguardar la seguridad de ésta. Ya después se dio aviso a la Unidad de Control Animal, la cual apoyó en el traslado del animal y la realización de pruebas para checar si no se tratade de uno que fue visto en la zona de Apaseo El Grande, Guanajuato.

tigre blanco queretaro
Foto: @PROFEPA_Mx

En el comunicado, la PROFEPA da a entender que dicha representación de Atención Animal llegó diciendo “mire cómo nos lo entregaron”… y fue así que se decidió presentar denuncia penal.

Aún falta conocer quién estaba a cargo del tigre blanco. A éste se le podría responsabilizar de omisiones que llevaron a que éste deambulara poniendo en riesgo a la población. Se detectó que tenía un lector de chip universal en su dorso derecho, por lo que sólo falta revisar en la base de datos de la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook