Después de que el Gobierno Federal presentara su estrategia para combatir el robo de combustible gracias al famoso ‘huachicoleo’, el desabasto de gasolina sigue siendo un tema y aunque los altos mandos han afirmado en repetidas ocasiones que sí hay suficiente combustible, la gasolina no está llegando con normalidad a los usuarios. (Acá te explicamos paso a paso qué está pasando).

Todos hemos sido testigos de las filas interminables para llegar a una gasolinera, y no se diga el tráfico que se hace alrededor de ella… es cosa de locos; y a pesar de que la ciudadanía se está uniendo para correr la voz de dónde sí y dónde no hay gasolina, la información falsa sigue estando a la orden del día.

Ahora, ante esta desesperación de algunos ciudadanos por la falta de combustible, muchos han recurrido a pedir gasolina a través de servicios como Rappi, sin embargo, esto ha sido contraproducente para los mismos repartidores, ya que más allá de que han perdido dinero, ha puesto en riesgo su seguridad, y la de las personas que los rodean.

¡Va pa' largo! Calculan que el desabasto de gasolina en Jalisco se arreglará en un mes

Nos dimos a la tarea de platicar con un repartidor de Rappi para que nos contara un poco acerca de esta situación. Manejaremos esto de forma anónima para proteger su identidad:

– Entonces, ¿sí es cierto que les están pidiendo gasolina a través de Rappi?

Sí, en el Rappifavor. Ya nos mandaron un mensaje de Rappi diciéndonos que está prohibido entregar gasolina –se mandó el viernes 11 de enero, según el repartidor–, pero ya después de que a varios compañeros nos hicieron la jugada (desde el lunes, 7 de enero). Te digo, nosotros pagamos la gasolina con nuestro dinero, y ya cuando llegas al domicilio, el cliente debe pagar, pero pues no lo hacen. Y luego son unas distancias bien lejanas, te avientas hasta dos horas en una gasolinera para que cuando llegues, te la rechace el cliente, imagínate. 

– ¿Pero cómo que te la rechaza el cliente si él fue quien te la pidió?

Sí, haz de cuenta que tú la pides, pero como no llegué en el tiempo que me la pediste, tú dices “ya no la quiero”, y pues nadie nos regresa ese dinero que nosotros pagamos en la gasolinera. Ese es el detalle. Nosotros pagamos la gasolina, nos tardamos un buen ratote por las filas que hay ahorita, y luego los clientes te marcan y te dicen “no pues ya no la quiero, regrésate”, es ahí donde te quiebras.

Foto: Sopitas.com

– ¿Y quién les cubre este gasto?

Nadie. Ellos no te dicen “toma tu dinero”, al contrario, te meten una deuda. Cuando te llega un pedido, en la pantalla te aparece la opción de no aceptarlo, pero tienes que poner el motivo por el que lo estás rechazando; y si no tomas los pedidos, la misma aplicación te empieza a mandar a menos lados y pues como que te penaliza. Cuando rechazas pedidos la aplicación te va quitando ganancia.

– ¿Y a ti ya te pasó algo así con algún pedido de gasolina?

Sí, por ejemplo, yo trabajo por ahí por la Condesa, me aventé dos horas en la gasolinera para un pedido y me pidieron que lo entregara a seis kilómetros de distancia de ahí, y cuando llegué el cliente ya no me la aceptó porque llegué tarde, pero pues uno qué hace si la gas está bien llena.

– ¿Y qué haces con la gasolina que no te aceptaron?

La tienes que regresar porque tú no te la puedes quedar, pero pues no te regresan el dinero de la gasolina que ya pagaste.

– Entonces, ¿qué onda con el mensaje que les mandaron? ¿Cómo hacen para que la app no los penalice si rechazan un pedido (de gasolina)?

Ah, después de que nos llegó el mensaje ya la podemos rechazar sin penalización. Pero así como te dije, en la mañana mientras yo estaba formado en la gasolinera, me llegaban y me llegaban pedidos de gasolina, y pues ya iba a surtir a todos, pero muchos ya no te la aceptaban que porque llegabas tarde y pues uno es el que pierde el dinero. Esto está desde el lunes que empezó –la falta de gasolina–, y apenas hoy nos mandaron el mensaje para ya no tomar pedidos de combustible. 

Y con este mensaje que nos llegó, nosotros no podemos cancelar el pedido de gasolina cuando nos llegue, debemos ponernos en contacto con soporte técnico, pero luego se tardan toda la tarde en contestarnos y pues perdemos horas de trabajo. Yo perdí como $1800-2000, y ponle que de unos 1000 repartidores que somos… al menos a 300 o hasta 500 nos pasó esto. 

Foto: Sopitas.com

– ¿Y qué pasa si te mandan a una gasolinera que está cerrada o que no haya combustible?

Por ejemplo, te mandan a una gasolinera, pero si tú al llegar ves que está cerrada –ya después de todo el trayecto– le mandas foto al cliente.”Mira, está cerrado, no hay gasolina aquí”, les dices, pero a ellos no les interesa; entonces la mera verdad es que nosotros les pedimos que nos paguen la ganancia aunque sea del viaje, pero ya no nos responden. Entonces perdiste tiempo, perdiste gasolina, y perdiste tu ganancia, y aún así te sancionan de 30 a 45 minutos sin poder tomar un pedido.

– ¿Cómo transportan la gas?

Nosotros debemos arreglárnoslas. A veces los clientes nos daban garrafones de 50 litros, pero solo nos pedían 20 litros, entonces a veces hasta teníamos que ir primero con los clientes para que nos dieran el tambo, luego ir a la gasolinera, y luego regresar.

4 noticias falsas que surgieron a raíz de la falta de gasolina en México

Según el repartidor, los mismos trabajadores se vieron afectados de esta situación, ya que al no poder rechazar los pedidos para que no los sancionaran, tuvieron que irse a formar a las gasolineras por más de dos horas, por una ganancia de 40 pesos, que nunca llegó, y que la gasolina tampoco se entregó.

A pesar de la insistencia en toda la entrevista, el repartidor jamás tocó el tema de su seguridad, porque más allá de la pérdida monetaria que pudieran tener, existe un riesgo al transportar un líquido flamable y tóxico. ¿En algún lado se estipulará sobre si es legal que un servicio tercerizado transporte gasolina? ¿Hay sanciones a los clientes que no pagan lo que piden?

Los comentarios en redes sociales están así:

Por su parte, Rappi ya mandó un comunicado, en el que afirman:

“En Rappi, tomamos en cuenta el marco ético y legal vigente y no somos partícipes de actividades que vaya en contra de la ley mexicana. Por ello, contamos con un equipo dentro de Rappi que estudia cada solicitud recibida y determina la viabilidad de cumplir con el pedido a nuestros usuarios.

Así el caso, y dando cumplimiento a la Ley Federal, la venta o redistribución de hidrocarburos no está permitida, por lo que ningún Rappitendero puede atender a ningún tipo de pedido referente a la solicitud de gasolina”.