Hasta en eso ya nos dieron la vuelta: mientras que aquí hemos tenido exponentes del humor involuntario del calibre de Vicente Fox y Enrique Peña Nieto, en Ucrania se tomaron las cosas con seriedad y para hacer payasadas desde el poder han elegido al actor cómico Volodymyr Zelensky.

Aunque Zelensky no cuenta con ninguna experiencia en la política, barrió en las elecciones presidenciales de Ucrania: 73% de la votación para el cómico, cuando apenas se habían revisado el 80% de los sufragios de la segunda vuelta, según reportaron hace algunas horas en medios internacionales.

Ante ese porcentaje que ya asegura la victoria de Zelensky, el presidente de Ucrania (y también contendiente de la elección), Petro Poroshenko fue el primero en reconocer su derrota. “Como uno de los líderes políticos clave de Ucrania seguiré sirviendo a Ucrania y continuaré defendiendo la integración en la Unión Europea y la OTAN, la descentralización, la seguridad y las reformas contra la corrupción”, aseguró el todavía mandatario ante la prensa.

Poroshenko advirtió al futuro mandatario que no la tendrá fácil, ya que se encontrará con una oposición bastante dura… peor bueno, pese a aceptar que su derrota ante Zelensky es digna de aparecer en PornHub, el presidente saliente se ofreció a pasarle algunos tips a su sucesor… de algo le ha de servir, ya que Zelenski  -de 41 años- carece de experiencia política.

“Les prometo que no los voy a decepcionar”, dijo Zelensky al presumir su aplastante victoria desde la sede de su campaña.

De acuerdo con El País, la victoria de Zelensky se preveía desde que en la primera ronda de las elecciones presidenciales le pasó por encima a Poroshenko por casi el doble de votos (quedaron 16 – 30%)… y más, tras el último debate entre ambos contendientes. “No soy tu oponente, soy tu sentencia”, le advirtió el ahora presidente electo al todavía mandatario de Ucrania.

Y así las cosas en un país más que opta por un personaje ajeno a la política para gobernar. Otro ejemplo de que los políticos tradicionales se deben poner las pilas, porque sino les van a seguir comiendo el mandado…