Frank Miller es uno de los autores definitivos de Batman. Algunos dicen que The Dark Knight Returns es el mejor cómic en los 80 años de historia de este personaje. Pero algunos más se van por Year One. Sin embargo, esta nota no es para debatir sobre cuál de estos dos es el mejor, sino para hablar de uno de los puntos que llevan a los lectores a decir que Year One es el más grande. Y es que así como ha sido el punto de partida para el siguiente paso que dará Batman, fue la base de Matt Reeves para The Batman.

Reeves ha mencionado tres cómics fundamentales para escribir el guion de The Batman: Ego, The Long Halloween (ACÁ les contamos más de este título) y Year One. La película, desde luego, toma muchos otros cómics como Earth One para definir algunos detalles de la cinta. Pero son estos tres la base, y si hemos de mencionar uno como el más fuerte, ese es Year One. Pero vamos por partes.

Portada de 'Batman: Year One'
Portada de ‘Batman: Year One’ / Foto: Amazon

También puedes leer: 10 PELÍCULAS QUE DEMUESTRAN QUE ROBERT PATTINSON ES EL BATMAN PERFECTO

El Batman de Frank Miller

En 1986, DC Comics mandó a darle un giro de 180 grados a los tres títulos más importantes de su catálogo: Superman, Wonder Woman y Batman. Para estos dos primeros las cosas fueron fáciles al reinterpretar sus orígenes y el desarrollo de sus personajes. Pero con Batman las cosas fueron más complicadas, por decir lo menos. ¿La razón? Su origen, el desarrollo, la estructura, y sus posibilidades, eran perfectas. No había que cambiarle nada. 

Pero DC estaba decidido. Sólo que ante la imposibilidad de mejorar algo que no lo necesita, se fueron por la idea de dramatizar Batman. No cambiarían la historia original de 1939 de Bob Kane y Bill Finger en cuanto a la tragedia que marcó a Bruce Wayne y las obsesiones que lo llevaron a crear Batman. Pero sí apelarían más a la psicología del personaje y le darían unos toques más oscuros y dramáticos.

Ahora bien. ¿Quién se aventaría dicha tarea? Frank Miller alzó la mano. Pero esta vez no la haría de artista, sólo de escritor. Por lo que le echó una llamada a David Mazzucchelli para crear Batman: Year One, cuya publicación original se dividió en cuatro entregas que construyen muy bien algunos de los elementos más destacados de la mitología de Batman.

Bruce Wayne en las calles de Gótica en 'Year One'
Bruce Wayne en las calles de Gótica en ‘Year One’ / Foto: DC Comics

Un héroe que no debe existir

Frank Miller siempre ha dicho que Batman es un personaje que tiene consciencia de que no debe existir. Lo que lo convierte en un relato existencialista donde convierte su venganza personal, es una misión de hacer del mundo un lugar mejor donde no deba existir un niño huérfano como él. Y esta parte queda clara en The Batman: el objetivo final de Batman es que un día no lo necesiten. 

La mancuerna que crearon Miller y Mazzucchelli, los llevó a crear un Batman más “mundano” en un mundo que los lectores pudieran reconocer. Por eso, es que ninguno de los villanos que enfrenta Batman en su primer año, forman parte de esta galería. Sus enemigos son mafiosos como Carmine Falcone, policías corruptos como Loeb y delincuentes de calle. 

El Batman de Year One, y por el cual ha servido como un punto de partida para otras tantas historias, como The Batman, comienza a desarrollar ciertas obsesiones en las que ya no es clara cuál es la máscara; si es la de Bruce Wayne como un playboy o la de Batman como un vigilante. Pero lo que sí es que en ninguno de los dos, nunca se revela la venganza como un personal heroico, sino como el primer motivo que evoluciona.

Bruce Wayne entrena a su regreso a Gótica
Bruce Wayne entrena a su regreso a Gótica / Foto: DC Comics

También puedes leer: 5 RAZONES POR LAS QUE BATMAN ES EL MEJOR (SUPER)HÉROE Y PERSONAJE DE CÓMIC

Batman: Year One

El primer capítulo arranca con el 4 de enero y la llegada a Ciudad Gótica de Bruce Wayne, uno de los solteros millonarios más populares que vuelve tras 12 años de ausencia. También llega James Gordon, quien es transferido desde Chicago bajo las órdenes del comisionado Loeb (Harvey Dent, como el fiscal de distrito, está investigando las posibles conexiones de Loeb con el crimen).

Con el paso de las semanas, vemos que Gordon es repudiado por sus compañeros porque es el único que no se involucra en las dinámicas de corrupción. A la par, Bruce comienza a pelear con sus demonios internos relacionados con la ausencia de sus padres. Sabe que tiene la fuerza y la técnica, pero cree que le falta algo.

Por lo que sale a las calles de Gótica para enfrentar criminales de poca monta. Pero lo único que hace es meterse en problemas con la policía. Sin embargo, esta parte es clave, pues se da el primer encuentro con Selina Kyle (la imagen de Selina en Year One es la misma que se manejó para Zoë Kravitz en The Batman).

El primer encuentro entre Bruce Wayne y Selina
El primer encuentro entre Bruce Wayne y Selina / Foto: DC Comics

El nacimiento de Batman

Después de pelear con un proxeneta, Bruce es atacado por algunas de las trabajadoras del lugar, y una de ellas, protegida de Selina, lo hiere en la pierna. De hecho, pelea contra Selina y Bruce se da cuenta que sabe pelear, pero logra tumbarla antes de que llegue la policía y sea arrestado.

Bruce logra escapar y al llegar a su casa, tiene una conversación consigo mismo y con su padre sobre lo que debe hacer y cómo hacerlo. En medio de la oscuridad de la noche, le dice que ha esperado demasiado tiempo para obtener su venganza. Y a pesar de tener todo, no sabe cómo infringir miedo en sus enemigos. Mientras está en una habitación sangrando, un murciélago atraviesa el vitral –la misma figura que lo atormentaba de niño y que llega sin advertencia: Yes, father. I shall become a bat“. 

Frank Miller retrató muy bien en Year One el viaje emocional y psicológico que hace Batman para dejar de lado su venganza personal, y darse cuenta que el objetivo de Batman es mucho más grande. Primero, se da cuenta que su objetivo es limpiar Gótica de todos aquellos que la tienen sumida en la corrupción. Pero sobre todo, descubre que su principal objetivo es que un día Gótica no necesite de Batman. 

El nacimiento de Batman en 'Year One'
El nacimiento de Batman en ‘Year One’ / DC Comics

El encuentro entre Gordon y Batman

Gordon se convierte en un héroe de la ciudad, por lo que no puede ser desplazado por sus compañeros ni el comisionado Loeb. Mientras tiene todo bajo control, es que recibe el primer llamado por la presencia de un murciélago gigante que ha estado “atemorizando” a algunas personas en Gótica.

Gordon le pone algunas trampas a Batman que este detecta de manera inmediata. Y mientras van y vienen en la cacería por el murciélago, Batman se presenta con algunos miembros de las familias más corruptas en Ciudad Gótica, incluida la de Loeb.

Es así como la prioridad de Gordon y la policía, por órdenes, es atrapar a Batman. Y este encuentro se da después de un accidente automovilístico en el que Gordon ve cómo Batman salva a una anciana de ser atropellada; es decir, se da cuenta que no es un criminal. Batman, herido de un balazo en la pierna, huye a un edificio que de acuerdo con las autoridades, está abandona, pero en realidad, sirve como refugio para muchas personas sin hogar.

Loeb, desesperado por que lo atrapen, ordena que exploten el lugar y Batman queda acorralado. Esta parte de Year One es emocionante porque es cuando entendemos la inexperiencia de Batman (finalmente, es su primer año con la máscara). Finalmente, ante la mirada de un escuadrón y la gente de Gótica, el protagonista llama con un silbato a los murciélagos de la cueva, quienes lo ayudan a escapar.

Batman huye de la policía
Batman huye de la policía / Foto: DC Comics

James Gordon

Uno de los méritos de Frank Miller es que creó personajes más realistas, y uno de ellos es James Gordon. En Year One, mientras su esposa está embarazada, comienza un romance con la detective Essen, una de sus compañeras. Esta parte es importante porque son algunos de esos personajes dentro del universo de Batman, que construyen un contexto realista fuera de lo que es Bruce Wayne/Batman. 

Y es parte, un poco, de lo que el mismo Mazzucchelli apela en cuanto a los toques de realismo que se le dan a los héroes o superhéroes y cómo van perdiendo, para él, cierta credibilidad. Sin embargo, son los personajes que lo acompañan los que lo mantienen terrenal para los lectores. Y esto es lo que hace Gordon en su relación con Barbara y su romance con Essen (el cual le trae bastantes problemas en cuanto a que lo descubren sus compañeros de trabajo).

Gordon, además, está realmente consternado por Batman. Es el único, quizá, que se dio cuenta que Batman no es un criminal, y en realidad, los criminales están entre las filas de policías de Gótica en función de los más corruptos. “El pedazo de metal en mis manos es más pesado que antes…“, dice Gordon sentado en la cama.

James Gordon en 'Year One'
James Gordon en ‘Year One’ / Foto: DC Comics

Gatúbela

Year One también es una historia de origen para Gatúbela. En The Batman, Selina le dice que siente apego por los desprotegidos y que por eso tiene muchos gatos. Y esta idea también sale de este cómic en el que Selina tiene una protegida. Después del encuentro entre Batman y la policía, Selina decide gastar sus ahorros en un traje y una máscara para salir a las calles y convertirse en Gatúbela. 

Este, también, es el inicio del ir y venir entre Batman y Gatúbela. El protagonista se la suele encontrar en lugares insospechados porque navega en una delgada línea entre ser una heroína o un personaje que juega bajo sus propios términos y con sus propios principios. 

Otro de los puntos de Year One, es que Batman no está por encima de la ley. Pero sí tiene posibilidad de llegar a puntos donde Gordon o Harvey Dent no. Esto es interesante porque así es como se construye la relación entre Gordon y Batman (que en Year One se da primero entre el murciélago y Dent).

En 2017 entré a Sopitas.com donde soy Coordinadora de SopitasFM. Escribo de música y me toca ir a conciertos y festivales. Pero lo que más me gusta es hablar y recomendar series y películas de todos... More by Greta Padilla

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook