Lobos BUAP dejará de jugar en el máximo circuito tras la venta del certificado de Primera División a Bravos de Juárez. Pese a los esfuerzos de su directiva, el equipo no pegó en el máximo circuito, pues no encontró aficionados y tampoco patrocinadores.

El Estadio de la BUAP no se llenó en la última temporada, ni con las visitas de equipos como Cruz Azul, por lo que se buscaron diferentes alternativas para que el equipo no se fuera a la quiebra y entre ellas surgió la opción de convertir a Lobos en los Cuervos de Nuevo Toledo, el equipo de la serie de Netflix, Club de Cuervos.

Antes de vender el certificado a Juárez, la directiva sostuvo conversaciones con los creadores de la serie, en específico el hijo de Mario Mendívil y Gaz Alazraki. Club de Cuervos tuvo tanto éxito que el equipo de dicha serie contó con patrocinadores de mayor peso que Lobos, entre ellos Corona, Bridgestone y Charly, por lo que en cuestión de marketing parecía ser un proyecto interesante.

Y para muestra las cien mil playeras que Cuervos vendió en el último año, una cifra que sólo pudieron superar América y Chivas, según mediotiempo, además, de acuerdo con ESPN, se llegó a pensar en la actirz Mariana Treviño, quien le dio vida al personaje de Isabel Iglesias, para nombrarla como presidenta honorífica, por lo que el aspecto de la aceptación estaba resuelto.

 

¿Por qué no se armó?

Sin embargo el proyecto no hizo mucha gracia en la Federación Mexicana de Futbol, con la cual la serie se mostró crítica, y no hizo mucha gracia, por lo que hubo un rechazo absoluto al proyecto, en el cual entraban tanto el técnico Juan Francisco Palencia como el veterano capitán Francisco “Maza” Rodríguez.

A la vez, Juárez se presentó con una oferta y un proyecto más estable, el cual finalmente fue el que terminó ganando de cara al Apertura 2019, el cual pudo contar con “La Peste Negra”.

Mexsport

http://instagram.com/sopitasdeportes