Podríamos decir que es una vil y asquerosa trampa, aunque también podríamos llamarlo astucia. Esto es un eterno debate que resurgió gracias a Samuel Eto’o, quien en la Super Liga de Turquía marcó un polémico gol contra el Galatasaray.

El exjugador del Barcelona es hoy un ídolo en el Antalyaspor, hoy marcó un tanto para que su equipo ganara 4-2 a los Leones, sin embargo, esa anotación no debió hacer sumado en el marcador final.

El camerunés se ayudó con la mano para dejar la pelota en el fondo de arco rival, algo que hoy se conoce como “La Mano de Dios” gracias a Diego Armando Maradona y que en repetidas ocasiones se ha replicado en el mundo.

Eto’o celebró. Los rivales se querían comer al silbante. Al final todo terminó en un gol que sí contó y que pasará a la historia de la polémica decisión de aplaudir o abuchear estos actos.

seguir sopitas deportes