Ser niño significa muchas cosas, pero más que nada implica ver al mundo de una manera diferente; con una inocencia que jamás podremos tener por segunda vez en nuestra vida.

Van a pensar que estamos de sangrones por hablar de nuestros sentimientos, pero la cosa no va por ahí. De hecho, lo hacemos porque hace poco,

encontramos una historia que podría partirle el corazón hasta a la persona más fuerte.

Todo comenzó el 1 de diciembre, cuando un niño decidió escribir una carta de navidad para su papá. En esta, el pequeño le contaba que lo extrañaba mucho y le explicaba que no la estaba pasando muy bien, porque su mamá había enfermado y eso lo llevó a pasar un tiempo en servicios sociales.

Carta de un niño a su padre

Es fácil pensar que el padre es un irresponsable por no encargarse de su hijo en una situación tan seria como esta, pero no pueden juzgar a aquel hombre, porque él está muerto. Según lo que publicó The Telegraph, la carta fue enviada al cielo por su dueño en un globo y dice lo siguiente:

“¡Hola papá, te escribo esta carta para decirte que te extraño y para contarte novedades!

Seguro sabes que estoy en servicios sociales porque mamá está enferma y mi oído está taponado desde el LUNES, aunque mañana saldré. Realmente extraño la escuela y a ti.

Ya sé que estás arriba en el cielo, pero, ¿estás bien?

Oh sí, antes de que me vaya, te dejo mi sueño y mi lista de regalos.

Mi sueño es que tú, mi papá, pongas una nota que hayas escrito detrás de mi almohada. “

La carta fue encontrada por un hombre llamado Stuart McColl en un campo de Escocia. Después de leerla, el sujeto quedó tan conmovido, que tomó una fuerte resolución: el buscaría al pequeño y le daría los regalos de Navidad que quisiera.

“Esto era demasiado triste para ignorarlo”, dijo Stuart. Jamás había hecho algo como esto antes, pero es una historia realmente trágica, así que sería genial poder hacer algo para ayudar a esta persona, que está teniendo un momento tan difícil.”

Desafortunadamente, el señor no ha encontrado ninguna pista del origen de esta carta. Aún así, lleva un tiempo publicando esta historia en varias redes sociales con la esperanza de hallar al chico.

No sabemos qué opinen ustedes, pero con sólo con leer este pequeño detalle a nosotros casi se nos escapó una lagrimita en plena chamba. Tal vez no podamos hacer nada para ayudar directamente al niño de esta historia, pero siempre podemos desearle que pase estas fiestas en su hogar, rodeado de las personas que lo aman.