Todos conocemos al señor Moby por entregarnos verdaderos rolones desde los 90 como “Porcelain”, “Natural Blues” y por supuesto, “We Are All Made of Stars”, que lo catapultaron a la fama como uno de los músicos más interesantes de su generación. Una de las facetas más conocidas del compositor es su constante apoyo a diversas causas, quizá la más famosa sea estar a favor de los derechos de los animales.

Hace 32 años, Moby se convirtió en vegano, adoptando este estilo de vida por completo, así como otros músicos del tamaño de Paul McCartney y Morrissey, que no consumen ningún producto que venga de un animal. Desde entonces ha trabajado con diferentes organizaciones como PETA para luchar por los derechos de los animalitos aunque probablemente su amor por ellos se le esté saliendo un poquito de las manos. 

Aunque es muuuy respetable y válido todo esto, Richard Melville Hall –su nombre de pila–, recientemente nos ha dejado el ojo cuadrado con las medidas tan radicales que ha Todo comenzó a mediados de septiembre de este año cuando subió una foto a su cuenta de Instagram que nos dejó bastante consternados, porque podíamos ver que se había tatuado en el cuello la nada discreta frase “Vegan for Life”.

En la descripción Moby explicaba porque había decidido hacerse ese tattoo y no una bella mariposa en la espalda baja, jiar jiar, tal cual escribió esto: “He sido vegetariano durante casi 32 años, así que hacerme este tatuaje me pareció una apuesta bastante segura. Además, trabajar por los derechos de los animales y la liberación de los animales es el trabajo de mi vida. Y para decir lo obvio, es un doble sentido….gracias”. 

Cuando pensábamos que ya no nos podría sorprender más Moby, ahora sí nos dejó con el ojo cuadrado. No le bastó con tatuarse el cuello o hacerse un tigre en el pecho, no no, tenía que hacer algo más. Este 12 de noviembre, el productor volvió a subir una foto en Instagram que pensábamos que era broma pero no lo es. Ahora se volvió a hacer un pequeño tatuajito (que en realidad son 12) en ambos brazos, donde se lee la frase “Animal Rights”.

Moby volvió a aclarar por qué lo había hecho y para no hacerles el cuento más largo, aquí dejamos lo que dijo al respecto confirmando que en efecto, su pasión por este estilo de vida ya lo está llevando hacia otro lado: “Como en noviembre es mi aniversario vegano, pensé que sería bueno tatuarme (técnicamente 12 tatuajes) para celebrarlo. Soy un activista vegetariano de los derechos de los animales por muchas razones, pero en última instancia porque creo en el centro de mi ser que cada animal tiene el derecho de vivir su propia vida, de acuerdo a su propia voluntad”

Ahora la pregunta obligada en este momento es, ¿ya perdimos a Moby?