Dicen por ahí que cuando uno tiene varo se puede dar ciertos lujos, y quizá uno de ellos puede ser que cuando choques tu “nave” -como diría la chaviza-, te puedes dar la libertad de dejarla ahí a su suerte, incluso si vale una millonada.

Pues aunque no lo crean eso ocurrió en la siempre sorprendente CDMX durante la madrugada de este sábado 17 de agosto. Un sujeto -que sepa la bola como iba- estrelló un Lamborghini con valor de 6 millones de pesos en una jardinera de la colonia Roma, en la alcaldía Cuahtémoc, y prefirió dejar su auto estrellado en una de las calles e irse antes de que llegaran los paramédicos al lugar para atenderlo. Casual y elegante.

De acuerdo con información de Milenio, cerca de las 5 de la mañana en el cruce de las calles Zacatecas y Yucatán, un auto se impactó contra una jardinera, justo por debajo de donde se encontraba una cámara del C5. Total que alguien le reportó el incidente a las autoridades y al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja para atender la situación, sin embargo, se encontraron con que no había nadie dentro del auto.

Al parecer el sujeto en cuestión -responsable del accidente- aplicó el “Más vale aquí corrió que aquí quedó”, pues estacionó el auto (o lo que quedaba de él) y se fue del lugar como si nada.

Sin embargo, después las autoridades encontraron dentro del Lamborghini un permiso para circular sin placas a nombre de José Jiménez, el cual no correspondía al vehículo en cuestión –el cual fue trasladado a la Coordinación Territorial del CUH-2-, por lo que se investigará si este sujeto en realidad es amante de lo ajeno y agarró el automóvil para dar un ride que terminó muy mal.