¿Cómo vivía el Chapo mientras se escondía en la sierra de Sinaloa? Tienes que saber

Estas fueron las 5 declaraciones más fuertes que escuchamos en el juicio del Chapo

Tanto la fiscalía estadounidense como la defensa tuvieron la última chance para convencer al jurado de la culpabilidad o inocencia del narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán.

Durante tres meses en el tribunal de Brooklyn, en Nueva York, se bosquejó la vida del capo y la compleja red de corrupción que existió (o existe) en México para permitir el tráfico de drogas. En varias ocasiones las declaraciones de los testigos nos dejaron con la boca abierta y acá te dejamos las 5 más fuertes.

  • Sobornos por todos lados

Probablemente una de las cosas que nos dejaron más sorprendidos fueron los sobornos referidos por varios excolaboradores del Chapo ¿Sobornos a quién? Presidentes, la policía, el Ejército y a todo mundo.

Recién había iniciado el juicio, uno de los abogados del narco afirmó ante el jurado que los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón habían recibido millonarios sobornos. Posteriormente, el colombiano Alex Cifuentes confirmó que EPN había recibido cien millones de dólares.

Obviamente tanto Peña como Felipe Calderón negaron las acusaciones y las llamaron “calumnias”.

Luego llegó el hermano del Mayo Zambada, Jesús el Rey Zambada, quien aseguró que el Cártel de Sinaloa le pasaba una lana a la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal, estatal y la municipal, así como al Ejército y hasta a la Interpol.

Ya encarrerados también le tocó al exprocurador del presidente Salinas, Ignacio Morales Lechuga. El exnarco colombiano Jorge Milton Cifuentes afirmó que por la década de los 90, el entonces titular de la PGR tenía 70 policías federales en la nómina y al servicio del Chapo.

  • Había negociaciones con Pemex

Por si no faltaba más, el colombiano Jorge Milton Cifuentes declaró que poco antes de que acabara el 2007 el Chapo se reunió con funcionarios de Pemex para acordar el traslado de cocaína en barcos de Pemex: las embarcaciones irían a Ecuador para traer petróleo y de regreso a México traerían la cocaína que Cifuentes le mandaba al Chapo.

Sin embargo, el testigo explicó que las negociaciones no llegaron a concretarse, pero siempre estaban presentes en las reuniones el Licenciado, el Mayo Zambada y su hijo, el Vicentillo.

Señaló además que el Chapo compraba cocaína del entonces grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

  • La DEA prefirió excluir a la Policía Federal de los operativos de captura por la corrupción

Durante su turno en el estrado, el agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA), Victor Vazquez, señaló que cuando lideró el operativo para recapturar al Chapo se aseguró de mantener excluida a la Policía Federal ya que “los niveles de corrupción” entorpecían las operaciones.

Es más, ni siquiera le informaron a la base regional de la Secretaría de Marina de México (Semar) para evitar que se filtrara información. El agente presume que así fue como atrapó al Chapo.

  • Las llamadas del Chapo

Las comunicaciones de los miembros del Cártel de Sinaloa —o por lo menos de los líderes más importantes— estaban cifrados para evitar que fueran intervenidos.

El responsable de la creación de ese sistema de seguridad era el especialista en informática, Cristian Rodríguez, quien aceptó trabajar para el Chapo tras ser presentados por el excolaborador colombiano Jorge Cifuentes.

Es por todo lo anterior que el FBI ideó toda una operación encubierta para interceptar las comunicaciones del Chapo.

En menos de un año, el FBI pudo acceder al sistema del Cártel y obtener las llamadas que el Chapo tenía con sus colaboradores y hasta con ciertos mandos policiacos. De acuerdo con el testimonio del agente Marston, el FBI pudo interceptar entre 100 y 200 llamadas telefónicas del narcotraficante desde abril de 2011 a enero de 2012.

Por supuesto, esas llamadas fueron presentadas en el juicio.

  • El asesinato del periodista Javier Valdez

Según la declaración de Dámaso López “el Licenciado”, el motivo del asesinato fue que el colaborador de La Jornada, cofundador de Ríodoce y corresponsal de AFP insistió en publicar una entrevista con él, en contra de la voluntad de Guzmán Loera.

Indicó que el periodista sinaloense desobedeció las órdenes de su compa y por eso los tres hijos del Chapo lo mataron. Esta declaración se da a casi dos años del asesinato de Javier Valdez —quien falleció el 15 de mayo de 2017—.

Comenta con tu cuenta de Facebook