Estas últimas semanas no han sido las mejores para el tío Marcelo Ebrard ni para sus allegados. Entre el #EbrardSelfieChallenge, los memazos del llamado #LordCacahuates y los desaires que nuestro compadre Donald Trump le hizo en su reciente visita a los Estados Unidos -tanto en Twitter como suponemos en la vida real- nuestro buen Marcelito no veía la suya.

Pues sí: Ebrard confirma que México enviará Guardia Nacional a la frontera sur

Foto: Cuartoscuro

Sin embargo y ante todo pronostico, el pasado viernes 7 de junio Ebrard salió a decir que su visita a los Estados Unidos había sido un éxito, ya que logró que no se llevara a cabo la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos para México, medida que Trump y su equipo habían tomado para que nuestro país “detuviera” el paso de los inmigrantes a territorio americano, acusando al gobierno de México de no hacer nada ante esta situación.

Total que en la semana AMLO convocó a la gente a un evento llamado el acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y por la amistad con el pueblo de Estados Unidos, el cual se llevaría a cabo este sábado en Tijuana y en donde el presidente haría frente a las amenazas que hizo el copetón naranja del país vecino, quien se le adelantó con la decisión y al final nos dejó con un evento en pie en donde varios oradores se dieron cuerda para opinar sobre las negociaciones entre México y Estados Unidos. 

Uno de ellos fue el buen Marcelo, quien obvio tenía que dar su opinión al respecto y dijo durante el evento -al que asistieron cientos de personas y figuras políticas allegadas a AMLO-, dijo que el mayor logró de su visita a EU fue impedir la aplicación de los aranceles, pero también, aceptó que no se logró acordar todo lo que México tenía planeado. Eso sí, que no había bronca porque le informó a Obrador que “salimos con la dignidad intacta” durante las negociaciones con el equipo de Trump. ¿Sí?

Es que a pesar de lo que dijo el buen Ebrard, hay que recordar que una de las condiciones que Estados Unidos puso en el tema de los aranceles fue que nuestro país dejara entrar a los centroamericanos a territorio mexicano en lo que se resuelve su situación legal. Y eso iba muy en serio pues ya fueron deportados a México 8 mil migrantes que están a la espera de ingresar a EU de nuevo.

¿Creen que sí salimos con la dignidad intacta o namás’ nos lo dijeron para no sentirnos mal?