La violencia hacia las mujeres, lamentablemente, no es algo reciente ni que haya aparecido de la noche a la mañana. Sin embargo, en los últimos días este problema se ha hecho más visible gracias a las decenas de denuncias por intento de secuestro que muchas usuarias del Metro de la CDMX han realizado. Por ello, miles de mujeres salieron este sábado 2 de febrero a marchar a las calles de la capital para protestar contra los feminicidios y la privación de la libertad que están sufriendo a diario. 

Cientos de mujeres se concentraron en el Monumento a la Madre y cerca de las 3 de la tarde partieron rumbo al zócalo capitalino. Con pancartas en mano y consignas, las mujeres exigieron a las autoridades que hagan algo para que se detengan los feminicidios y todas puedan viajar en el Metro de la CDMX , el transporte público y las calles de la ciudad sin el temor de ser secuestradas, violadas o asesinadas.

Esta manifestación masiva es la primera que ocurre en 2019, y se da luego de casos indignantes como el de Camila, una niña de 9 años que a principios del año fue asesinada en Valle de Chalco; Giselle, una pequeña de 11 años que hace unos días fue encontrada en Ixtapaluca luego de desaparecer en un cibercafé, o Carmen Ruiz, una maestra de 26 años que fue encontrada muerta el 31 de enero en Chalco, Estado de México. Eso sin mencionar el video que se ha hecho viral de una chica a la que intentaron secuestrar en la alcaldía Coyoacán, y que se salvó gracias a la intervención de sus vecinos.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que consciente de que es la obligación de su gobierno el proteger a los habitantes de la Ciudad, en particular a las mujeres, habrá cero tolerancia al acoso y a la violencia, y anunció algunas medidas, entre la que destaca un operativo de seguridad dentro y fuera de las instalaciones del Metro, así como el seguimiento de denuncias hechas a través de redes sociales.

Foto destacada: Reporte Indigo