Apenas la semana pasada el exabogado de Donald Trump, Michael Cohen, testificó ante el Comité de Vigilancia y Reforma de la Cámara de Representantes. Habló de que Trump conocía el plan para filtrar y publicar los correos de su entonces oponente Hillary Clinton, del dinero que pagó a mujeres con las que se acostó mientras ya estaba casado para no manchar su imagen como candidato presidencial, etc.

Este lunes, la Cámara de Representantes inició una investigación bastante grande en torno al presidente de Estados Unidos y su equipo de trabajo más cercano. Los primeros reportes señalan que está enfocado en tres principales puntos: corrupción pública, abusos de poder y  obstrucción de justicia.

En este sentido, envió 81 solicitudes de información a personas y entidades que están o estuvieron relacionadas con el presidente, además de que les dio hasta el 18 de marzo para responder.

Entre los que van a tener que caerle con la sopa están los dos hijos de Trump, Jared Kushner, yerno del presidente; el exprocurador, Jeff Sessions; y Allen Weisselberg, quien administró el dinero de la organización Trump por años.

En este sentido, el presidente del Comité Judicial de esta cámara, Jerrold Nadler, afirmó que están convencido de que el presidente obstruyó la justicia.

Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente señaló que después de dos años de acoso presidencial, “las únicas cosas que se han comprobado es que los demócratas y otros rompieron la ley”. Afirmó que es un hombre inocente que está siendo perseguido por “algunas personas muy malas en una cacería de brujas que es ilegal”.

Acá pueden ver la lista de personas involucradas en la solicitud de documentación.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook