“Pos no te estamos pidiendo permiso, mi’jo”, podría responder ñeramente el gobierno de AMLO al empresario Zhenli Ye Gon, a quien no le hizo gracia la venta de su mansión de Las Lomas.

Por medio de una cartita, el empresario chino, Zhenli Ye Gon, expresó su disponibilidad para ser entrevistado respecto a la reciente subasta de su mansión de Las Lomas… pero, por adelantado, dejó ver que no está nada a gusto con la idea de que, cuando salgo del bote (si es que sale), ya no tener a dónde caer. “No estoy de acuerdo en que el gobierno mexicano me quite mis propiedades”, señaló.

Recordemos que este fin de semana se subastó la casa de Zhenli Ye Gon, pese a que este interpuso un amparo para evitarlo. Antes de proceder, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) informó que el inmueble fue declarado en abandono… antes de eso, el propietario tuvo 90 días para reclamar sus derechos… y como nomás no lo hizo (quizás por estar encerrado), pasó el término legal para respingar por él.

se-vendio-la-mansion-de-zhenli-ye-gon-en-102-millones-de-pesos

Foto: Especial

De hecho, el SAE señala que en 2014 subastó otra propiedad de Zhenli Ye Gon . “En dicho caso, no fue presentado ningún amparo ni medio de defensa”, indica… insinuando que lo que ahora hace el empresario es nomás querer llamar la atención, ya que no cuenta con ningún elemento para pelear por la propiedad incautada en 2007, tras el hallazgo de 205 millones de dólares, así como precursores químicos para la fabricación de drogas sintéticas. “No es adecuado distraer a la opinión pública con elementos ajenos a lo establecido por la Ley”, concluyó el SAE.

¿Dónde quedó? AMLO ordena investigación sobre destino de dinero decomisado a Zhenli Ye Gon

Foto: Cuartoscuro

Pos como sea, Ye Gon aplicó la de Javidú y agarró a Ciro Gómez Leyva como medio para pedir al gobierno federal que le dé chance de decir su versión de los hechos. “Yo no busco más problemas, sólo que México y el mundo sepa la verdad”, indicó el empresario en su misiva.

La mansión de Zhenli Ye Gon fue vendida en 102 millones de pesos, dinero que “según” será utilizada para becas y apoyos de los atletas que participaron (y ganaron) en los Juegos Panamericanos, Lima 2019. Según informó el SAE, el comprador del inmueble fue Carlos Bremer, dueño de la Fundación Butaca-Enlace, “una fundación que ha apoyado al deporte desde hace 11 años”, informó Ricardo Rodríguez Vargas, titular del SAE.