La brillante estrategia de Red Bull, la súper dupla de Checo y Verstappen y la aparición de Shaquille O'Neal en el podio de Austin Deportes
Getty Images

La brillante estrategia de Red Bull, la súper dupla de Checo y Verstappen y la aparición de Shaquille O’Neal en el podio de Austin

La estrategia de Red Bull doblegó a Lewis Hamilton con dos detenciones "tempranas" para Verstappen y una para Checo Pérez

Mercedes y Red Bull volvieron a dar una auténtica guerra sobre la pista en el Gran Premio de Estados Unidos, con la batalla entre Max Verstappen y Lewis Hamilton, quienes mantendrán un mano a mano en las últimas cinco carreras y la que sigue es en el Hermanos Rodríguez. ¡Lo que nos espera en el Gran Premio de México!

Al final, el triunfo fue para Max Verstappen, quien aguantó con maestría el embate de Hamilton en las últimas ocho vueltas y con ello Red Bull hizo negocio en todos los sentidos, ya que el neerlandés se mantiene como líder en el campeonato de constructores y además reduce distancia en constructores gracias al tercer lugar de Checo Pérez, quien repitió la posición por segunda carrera consecutiva.

Hamilton Verstappen y Checo

Sopitas.com

¿Cómo quedan las clasificaciones?

Por segunda carrera consecutiva, los planes salieron tal cual los planteó Red Bull y puso a sus dos pilotos en el podio, por lo que se reduce la distancia en la clasificación de constructores, Verstappen se mantiene como líder del campeonato de pilotos y Checo reduce distancia con Lando Norris y Valtteri Bottas.


Clasificación de pilotos
Max Verstappen: 287.5
Lewis Hamilton: 274.5
Valtteri Bottas: 185
Checo Pérez: 150
Lando Norris: 149

Clasificación de constructores
Mercedes: 459.5
Red Bull: 437.5
McLaren: 254
Ferrari: 250.5

La aparición de Shaquille O’Neal

El Gran Premio de Estados Unidos tenía que imprimir el sello norteamericano, y lo hizo en el podio, con la espectacular aparición de Shaquille O’Neal, una leyenda de la NBA, que celebra su 75 aniversario. El exjugador de los Lakers fue el encargado de premiar a Verstappen.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por FORMULA 1® (@f1)

La largada

La carrera inició calientita y dejó ver la estrategia de Red Bull. Max Verstappen largó desde la pole position, sin embargo fue superado en la primera curva por Lewis Hamilton, incluso por Checo Pérez, aunque el mexicano en realidad abrió camino a Verstappen para que pudiera posicionarse de nueva cuenta en el segundo lugar y pelearle a Hamilton.

De esta manera, Checo, quien largó tercero, adoptó el papel de “tapón”, y se convirtió en un obstáculo del Ferrari de Charles Leclerc para dejar que Verstappen y Hamilton pelearan adelante.

 

En tanto, Los Ferrari y los McLaren dieron otra batalla entre el cuarto y séptimo puesto. Ricciardo logró quitarle el quinto sitio a Carlos Sainz, quien quedó en batalla con Lando Norris.

En la cola de la parrilla, Nicholas Latifi protagonizó el primer contacto de la carrera, junto con Lance Stroll.

La brillante estrategia de Red Bull

Con Hamilton como líder de la carrera, los ingenieros y estrategas de Red Bull se pusieron a trabajar y sorprendieron al llamar a Max Verstappen a los pits para el cambio de neumáticos apenas en la undécima vuelta. Dos vueltas después, Checo entró también.

Con los neumáticos nuevos, Verstappen comenzó a volar en la pista y recortó los tiempos respecto a Hamilton, quien también ingresó a los boxes en el giro 14, y cuando regresó a la pista, Verstappen le arrebató el liderato de la carrera, de modo que Red Bull le regresó la punta Max con pura estrategia.

Hamilton quedó otra vez atrapado en el segundo sitio, con Verstappen en el primer lugar y Checo en el tercero.

 

Checo y el objetivo de la vuelta más rápida

Red Bull repitió la estrategia a la mitad de la carrera, de modo que Verstappen fue por gomas nuevas en la vuelta 28 y tres giros más tarde entró Checo, por lo que Hamilton volvió a recuperar el liderato.

Mientras que Verstappen tenía el objetivo de alcanzar a Hamilton, Checo tuvo la misión de hacer la vuelta más rápida para quitarle el punto extra al británico de Mercedes para dejarlo con la menor parte del botín, y el mexicano cumplió con la tarea, pues se quedó con el récord hasta la vuelta 42.

Checo Pérez Gran Premio de Estados Unidos

Getty Images

Esto obligó a Mercedes a llamar a Hamilton en la vuelta 38 para cambiar neumáticos, con los cuales terminó la carrera, por lo que a partir de ese momento, la batalla dejó de ser estratégica y todo quedó en manos de los pilotos.

¿Cómo le fue a Gasly?

El volante francés de Alpha Tauri, quien ha insistido en que merece el lugar de Checo en Red Bull, se quedó sin puntos, ya que el monoplaza sufrió problemas en la unidad de potencia, de modo que tuvo que abandonar cerca de la mitad de la carrera.

Además del francés, también abandonaron los autos de Alpine, de Esteban Ocon y Fernando Alonso.

Top Relacionadas
:)