¿El fin del mundo? No lo sabemos, pero científicos informaron apenas que el núcleo interno de nuestro planeta Tierra se ha frenado, lo que podría traer varias consecuencias, como que los días se vuelvan más cortos.

El núcleo de la Tierra se ha frenado

No les estamos mintiendo, según un estudio que se publicó este lunes 23 de enero en Nature Geoscience, el núcleo interno de la Tierra se ha frenado. Sí, se trata de la esfera de hierro casi puro que se encuentra a unos cinco mil kilómetros de profundidad y que está más caliente que el Sol.

sol-foto-planeta-tierra
Foto: Pixabay

Y de hecho, los científicos que realizaron este estudio, también explicaron que el núcleo incluso podría estar girando en sentido contrario a la superficie de nuestro planeta.

Todo esto, agregaron, podría provocar efectos en todo el mundo, como que se acorten los días o, lo peor, influir en el clima y en el nivel del mar.

¿Qué es el núcleo interno de la Tierra?

Pues según los autores del estudio, Yi Yang y Xiaodong Song, del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Beijing, en China, se propusieron resolver un misterio que surgió cuando hace unos años se confirmó que la Tierra “tiene un planeta dentro”.

Sí, este “otro planeta”, sería el núcleo interno, una esfera sólida de unos mil 200 kilómetros de diámetro que gira en un mar de hierro fundido y otros metales, conocido como el núcleo externo.

planeta-tierra-espacio-exterior
Foto: Heritage Space-Getty Images.

¿Qué hace esta esfera? Los expertos indican que la rotación libre de esta bola enorme genera el campo magnético de la Tierra, que la protege de la radiación espacial y que permite que exista vida en su superficie.

Es alrededor de este núcleo que se encuentra el manto terrestre, con un espesor de tres mil kilómetros, y la corteza exterior, con unos 40 kilómetros de espesor.

¿Cómo saben que el núcleo se ha frenado?

Los científicos se pusieron a analizar terremotos para entender qué es lo que pasa en las zonas más profundas de la Tierra; es decir, en el núcleo interno. Y es que la variación de las ondas sísmicas, a medida que atraviesan el planeta, revela la composición interna del núcleo y hasta su velocidad de rotación.

De hecho, según El País, no es la primera vez que Xiadong Song hace esto, pues en 1996, cuando trabajaba en Estados Unidos, fue uno de los autores de un estudio que analizó las señales sísmicas para demostrar que el núcleo interno de la Tierra gira más rápido que la corteza.

horario-verano-cambio-mexico
Foto: Misael Valtierra-Cuartoscuro.

Además, dijo que esta falta de sincronía se debe a que las mareas y el alejamiento progresivo de la Luna han ido frenando la corteza, lo que hace que los días no duren exactamente 24 horas. Al mismo tiempo, los días se están acortando unas fracciones de segundo desde hace algunos años sin que aún se conozca la razón.

En fin, ahora el científico analizó unos 200 terremotos en las islas Sandwich del Sur (así se llaman y sí existen, y no son de jamón con queso), un archipiélago del Atlántico cercano al polo Sur, entre la década de 1960 y la actualidad.

Resulta que de este análisis, los científicos se dieron cuenta que en 2009 el núcleo se frenó y desde entonces gira un poco más lento que la corteza.

Sismógrafo
Foto: Shutterstock

“Visto desde el espacio, el núcleo gira prácticamente al mismo paso que el resto del planeta. Pero desde el punto de vista de la superficie, donde están las estaciones sísmicas, el núcleo gira ahora en dirección contraria; hacia el oeste, dijo Song al diario español.

Y no habría sido la primera vez que se detiene, ya que el experto señaló que a mediados de la década de 1970 ya se dió un fenómeno parecido: Inferimos que hay un ciclo de oscilación que dura unas siete décadas. Esto sugiere que hay una resonancia que conecta todas las capas de la Tierra que se produce con esa cadencia”.

¿Y las consecuencias?

“En los últimos años, los días se están haciendo más cortos y es posible que en parte se deba al núcleo de la Tierra”, indica Xiaodong Song y explica que esta “anomalía” del núcleo hace que un día sea una milésima de segundo más corto que en 1970.

Foto ilustrativa.

“La rotación del núcleo interno dentro del externo también altera el campo gravitatorio interno y causa deformaciones en la superficie, lo que a su vez puede influir en el nivel del mar. Estos cambios podrían también afectar a la temperatura global del planeta, concluyó.

Me llamo Erick Ponce y trabajo en Sopitas.com desde el 2020. De hecho, entré justo un mes antes de que se decretara la pandemia de COVID-19; pero bueno, este no es el lugar para deprimirlos. Antes colaboré... More by Erick Ponce

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook