A veces creemos haberlo visto, oído y leído todo respecto al mundo médico… pero no. En esta ocasión traemos para ti una noticia que seguro te hará querer cerrar las piernas y es que resulta que a un hombre de 52 años tuvieron que amputarle parte de su pene, esto luego de que tuviera una erección que duró 48 horas. 

El caso ocurrió en Delhi, India, donde un hombre acudió al servicio médico debido a que su erección no cesaba. Al principio, según los doctores, el caso de este hombre no era de urgencia, por lo que únicamente hicieron una incisión para tratar de drenar la sangre atrapada. También le colocaron un catéter, vendaje e recomendaron reposo.

Sin embargo, todo se complicó un par de días más tarde, cuando el hombre regresó pero con la cabeza del pene de color negro, consecuencia de una enfermedad llamada priapismo extremo, la cual se produce cuando el pene continúa erecto por varias horas o incluso días y que se debe, en la mayoría de los casos, a células malciformes.

Priapismo extremo: La razón por la que le amputaron el pene a un hombre

Foto: Shutterstock

Cuando el hombre llegó al hospital, inmediatamente lo trasladaron al Departamento de Urología del King George’s Medical University, donde fue examinado. Ya que la condición del pene ya era alarmante, los médicos tomaron la decisión de realizar una cistostomía suprapúbica, a través de la cual drenaron la vejiga con la intención de evitar una infección… cosa que según los autores de la publicación en BMJ debieron haber hecho en primer lugar. 

La razón por la que el hombre tenía la cabeza del pene de color negro se debía a una gangrena que rápidamente se estaba extendiendo por todo el miembro.

El color negro del glande del pene se hizo más intenso al día siguiente. Y una línea clara de demarcación se hizo visible entre ella y el eje del pene”, dice el reporte.

Debido a la gravedad del asunto, el equipo médico decidió amputar la cabeza del pene para evitar que la gangrena continuara extendiéndose. Sin embargo, el reporte de BMJ dice tener dudas sobre el procedimiento que llevaron a cabo. 

Por ahora, las razones por las cuales este hombre sufrió de priapismo extremo son desconocidas, aunque los autores del estudio sugieren que pudo deberse al primer tratamiento que le hicieron que implicó el catéter y las vendas.

Diversos factores como el catéter uretral, la venda de presión apretada alrededor del pene y la infección local solo o en combinación han estado implicados como causantes de la gangrena del pene en casos de priapismo. También en este caso, el paciente fue cateterizado y se le aplicó un vendaje compresivo alrededor del pene”.