Parece que a este punto de la vida ser tiktoker o influencer es prácticamente lo mismo, pues ambos personajes son expertos en meterse en problemas por hacer o decir cosas que a uno en su sano juicio no se le ocurrirían. Tal y como nos lo demuestra el caso de Kylie Strickland.

Su nombre quizá no les suene (o chance y sí), pero se trata de una tiktoker de 30 años a la que detuvieron el pasado 30 de junio en el condado de Pike, en Ohio. ¿La razón? las múltiples denuncias que hicieron padres de familia por los delitos de pornografía electrónica y explotación infantil.

kylie-strickland-tiktoker-arrestada-mostrar-senos-menores-edad
Foto: Especial

Una tiktoker se puso a mostrarle sus senos a unos menores de edad en un live

Resulta que hace unos días Kylie Strickland realizaba una transmisión en vivo a través de su cuenta de TikTok, donde acumula más de 250 mil seguidores, desde la piscina de una residencia en Pike, donde también habían más niños y adolescentes.

En un fragmento del video, uno de los menores de edad que se encontraba con Strickland le dice que se están divirtiendo y quiere ver senos, algo que le segunda otro jovencito en el lugar. Es ahí cuando la tiktoker se aleja de su teléfono y se levanta la parte de arriba del bikini.

Foto: Especial

Los papás y mamás que vieron el clip la denunciaron ante las autoridades

Obviamente el video se hizo viral y llegó a ojos de padres y madres de familia no sólo de dicho complejo, sino del estado de Georgia, quienes se quejaron ante las autoridades por lo que Kylie había hecho. Algo que increíblemente ella defendió. WTF?!

“No es mi responsabilidad educar a los niños de otras personas… han visto más tetas de las que yo probablemente he visto en toda mi vida”, dijo la tiktoker en otro live donde habló de la polémica. Incluso afirmó que los niños del video incluso habían tomado alcohol antes de que se los encontrara en la piscina

Y ahora se quedó con la cuenta de TikTok privada y encerrada en prisión hasta su audiencia

La cosa es que al final las quejas fueron demasiadas que a las autoridades no les quedó de otra más que arrestar a la influencer, quien ahora es acusada de pornografía electrónica y explotación infantil, delitos que son graves en Georgia y los cuales podrían no alcanzarle fianza.

Por ahora a esta chica sólo le queda esperar su audiencia con el juez y rezar porque obtenga su libertad, además de que su cuenta de TikTok, la cual tiene el modo privado. ¿Pero es que a quién se le ocurre?

Redactora de música, entretenimiento y noticias. Llevo siete años en medios de comunicación y he tenido la oportunidad de conocer, entrevistar y escuchar en vivo a mis artistas favoritas. More by Stephania Carmona

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook