¿Te rompiste la cabeza buscando qué regalarle a tu mamá este 10 de mayo y terminaste dándole una plancha o un juego de sartenes? ¡Nooo, otra vez no! Si no te puedes quitar de la mente su expresión al recibir tan original detalle, ¡calma! Aquí te daremos algunos consejos para remediar este terrible error.

Estamos tan acostumbrados a dejar las compras para el último momento. No importa la ocasión, ya sea Navidad, algún cumpleaños, o vaya, el día de las madres. A veces nos pasa que tenemos en mente el regalo perfecto pero cuando llegamos a la tienda ya están agotados. Lo malo aquí es que por ser un regalo para ella, ni cómo decirle que nos ayude, aquí no aplica la de “si lo encuentro yo, ¿qué te hago?”. Lo peor es que terminamos comprando cualquier cosa con tal de no llegar con las manos vacías.

mamá-desayuno-cama
Foto: Especial

“Mientras vivas en esta casa se hace lo que yo diga”

Bueno, por un día que no se haga, tampoco pasa nada. Para empezar a limpiar tu imagen, si por cualquier razón ayer no tuviste chance de hacerlo, comienza ganándotela por el estómago, eso siempre funciona (o casi). Aunque tengas que madrugar,  levántate antes que tu mamá y sorpréndela con unos hot cakes, su juguito de naranja o unos buenos chilaquiles con huevito. Eso sí, no olvides recoger el tiradero de la cocina y lavar los trastes que ocupaste… o te saldrá peor el asunto. Bien dice el dicho, barriga llena, corazón contento.

mamá-regalo-sorpresa
Foto: Especial

“Pregúntale primero a tu papá, a ver qué dice”

Seguramente esta frase sonó una y otra vez en tu adolescencia cuando pedías permiso… y ahora que era el momento de aplicarla, ¿se te fue? Suele pasar. Acá te recomendamos que recurras a tu papà, si viven juntos seguro sabrá bien lo que le gusta y lo que no, pero ojo, si él fue el que te sugirió lo de la plancha, ni lo pienses, aléjate y no le vuelvas a pedir opinión. 

“¡Que sea la última vez!”

¿Te acuerdas cuando te portabas mal y te decían esa frase? Pues acá igual, se te está “di” y “di” lo que no debes regalar y ahí vas… pero bueno, la verdad es que no se necesita algo aparatoso, costoso o elaborado para pedir una disculpa mientras sea de corazón.

DiDi-logo

Tú pones el viaje y DiDi el regalo

Si después de leer esto ya te entró el remordimiento y quieres darle algo chido a tu má (ahora sí) puedes hacerlo hoy a través de DiDi. Entra a la app y pídete un DiDi Entrega, porque se pusieron guapos y te harán paro regalándole una tarjeta de regalo por $400 pesos para que escoja lo que quiera en Privalia. Además tienes la certeza de que tu envío llegará de manera rápida y segura. ¡Fiuuu!

 

Soy Armando Rosas, Business Manager en Sopitas.com. Llevo algunos años en el mundo del marketing digital y contenido editorial. He formado parte de proyectos, en su mayoría enfocados a música, entretenimiento,...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook