Imagen: Especial

Estate quieto nivel: Esto se utiliza para inmovilizar niños durante los rayos X

Parece un meme, pero es completamente real: ahora existe una forma infalible y muy hilarante para evitar que los niños se muevan durante los rayos X.

Si llevar a los niños al doctor ya es una tarea sumamente tediosa, ahora imaginen el nivel de dificultad que representa el hacer que se queden quietos durante algún estudio. Por esa y otras razones es que la ciencia ha desarrollado métodos “especiales” para mantenerlos quietos, tal como este extraño dispositivo que va de la mano con los rayos X.

Para quienes se pregunten por qué la gente está metiendo niños en receptáculos que parecen gigantescos tubos de ensayo, la respuesta es simple: estos permiten inmovilizarlos para que no den lata mientras se les toma una radiografía. A pesar de que se ve muy manchado, este sistema ha resultado sumamente efectivo para los médicos, sobre todo porque así no tienen que lidiar con manotazos, patadas, lloriqueos y otras rabietas.

El Pigg-O-Statt no sólo ha resultado útil en el ámbito científico, porque también fue aplaudido por internet. Como vivimos en una época donde cualquier cosa chistosa se hace viral, el ver a estos niños metidos en tubos de plástico gigante es como una bendición. ¡Es como un poco de justicia kármica contenida en un recipiente!

Aunque no lo parezca, este extraño aparato fue implementado en algunos hospitales desde 1960. Además de mantener quietos a los chamacos, también sirve para que estos no estén completamente expuestos a la radiación mientras se les hace estudios de cuerpo completo.

Tal vez jamás se habían topado con este pedazo de invento, y eso se debe simplemente a que los hospitales no se ven forzados a usarlos para los estudios. Si tomamos en cuenta que algunos niños más grandes y difíciles de controlar son sedados o anestesiados, es más fácil entender por que casi nadie los conoce.

Y así es como llegamos al final de otro de esos datos curiosos que nos hacen doblarnos de risa. La próxima vez que sus hijos se porten mal, pueden usar las imágenes del Pig-O-Statt para decirles que tendrán que llevarlos al hospital para hacerles un estudio de mentira. Funciona en todos los niveles imaginables.